El comercio prevé el cierre de cientos de locales por la bajada de ventas

Los comerciantes de la ciudad de Alicante aseguran que cientos de establecimientos van a cerrar en los próximos meses por culpa del enorme descenso en las ventas, que oscila entre el 15 y el 40% respecto al pasado año, dependiendo de la zona.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Corazón de Alicante, José María Albert, explica que las rebajas de este verano «han sido un fracaso estrepitoso» pues era la época en la que se esperaba recuperar las inversiones realizadas en el acopio de mercancía y, sin embargo, en el centro de la ciudad se ha vendido un 40% menos por término medio. Los negocios que más perjudicados se están viendo son los de calzado, complementos, mobiliario, perfumería, joyería o mobiliario. El citado portavoz señala que «muchos están en las últimas porque llevamos un año de retroceso y ya resulta muy difícil aguantar». El bache resulta especialmente grave «para las tiendas de ropa, pues tienen que ver el muestrario con mucha antelación y se la juegan».

Albert asegura «va a haber un caos antes de final de año y se prevén muchos cierres porque la gente se ha endeudado y llega el momento en que los ingresos no cubren las necesidades». En Corazón de Alicante, por ejemplo, 16 de sus algo más de 300 comercios asociados ya han comunicado que van a cerrar. Varios más se han dado de baja en la entidad «por no poder hacer frente a los 14 euros» que pagan al mes, señala el presidente. Obviamente, tampoco se están renovando contratos y ya comienzan los despidos.

Albert asegura que incluso los centros comerciales se están resintiendo pues «la gente va a pasear pero no ves que lleven bolsas». Y una prueba más de la crisis: «Ahora ya se está pagando con tarjetas de crédito incluso en los comercios de comida».

El presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Pedro de Gea, coincide con Albert en que «el comerciante está haciendo un gran esfuerzo para tratar de aguantar el tirón» pero, aun así, los comercios que cierren en los próximos meses «pueden ser cientos».

«El otro día fui a Playa de San Juan y me llevé una sorpresa muy grande porque estábamos a finales de agosto y ya había carteles de ‘se vende’ o ‘se alquila'», apunta el portavoz del Colectivo.

De Gea señala que, por término medio, el descenso de ventas en el municipio se ha situado entre el 15 y el 25 por ciento. «A la crisis real que atravesamos se suma la crisis futura. Parece que nos guste meter miedo y la frase ‘pues peor que se va a poner’ está haciendo estragos porque retrae al consumidor».

De Gea recuerda que en Alicante la crisis se ha visto agravada por la actuación del tranvía -«crisis más obras, cóctel molotov», afirma- aunque reconoce que «fueron consensuadas porque no supimos o no pudimos prever lo que venía». El portavoz reconoce que la Conselleria de Infraestructuras está cumpliendo los plazos prometidos, pero admite que «si hoy tuviéramos que acordar las obras, lo haríamos de otra forma, por ejemplo, pediríamos que se hicieran por fases».

Precisamente, ayer se reactivó la obra del Tram en Playa de San Juan, donde se ha estado trabajando al ralentí durante este verano. El representante de la zona, Julián Gayo, explica que estos meses de julio y agosto «han sido como un mes más, prueba de ello es que ya estamos haciendo balance, cuando otros años la temporada duraba hasta finales de septiembre».

CAMPAÑA

Nueva edición del Plan Renove para Electrodomésticos

Una iniciativa que puede reactivar el consumo en los comercios de electrodomésticos es el Plan Renove. La Conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Agencia Valenciana de la Energía, pone en marcha el próximo día 26 una nueva edición de este plan, que dispondrá de una dotación de siete millones de euros. Esta iniciativa permite a «los ciudadanos que sustituyan sus electrodomésticos por otros de alta eficiencia energética obtener importantes descuentos», informó ayer la Generalitat.

La Conselleria de Infraestructuras apunta que, a través de las anteriores campañas del Plan Renove, los ciudadanos de la Comunidad «han incorporado 130.000 electrodomésticos de alta eficiencia energética, lo que supone un ahorro energético equivalente al consumo de 10.200 familias y un ahorro económico cercano a los 5,6 millones de euros al año. Además, al consumir menos energía se dejan de emitir más de 12.246 toneladas de C02 a la atmósfera cada año». La etiqueta energética aparece en todos los electrodomésticos e indica cual es su grado de eficiencia.

Fuente: Diario Información 09/09/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp