Los hosteleros quieren pasar fiestas a los lunes para subir la productividad

La pasada semana, los hosteleros valencianos lanzaron la propuesta -no es la primera vez, ni han sido los únicos- de establecer el tercer lunes de marzo como fecha fija para la «cremà» de las fallas. Aseguran los hosteleros que el cambio multiplicaría la llegada de visitantes y los ingresos de sus negocios. La polémica estaba servida, aunque la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), quien hizo la propuesta, prefiere hablar de «oportunidad de debate» y no de polémica.

Y, además, la federación no limita este «debate» a la posibilidad del «lunes de San José», sino que amplía la reflexión a la conveniencia de fijar en lunes algunos de los días festivos que, a lo largo del año, caen entre semana. Es decir, cambiar por fines de semana de tres días los puentes que empiecen un martes, un miércoles o un jueves. Eso sí, «respetando las tradiciones» porque «hay fechas irrenunciables», según especificaba ayer el portavoz de la FEHV, Vicente Pizcueta.

El objetivo de esta propuesta de los hosteleros -un «ejercicio de responsabilidad», según lo calificaba Pizcueta- no es tanto incrementar la clientela de sus negocios, como aumentar la productividad y rentabilidad de las empresas. Para los hosteleros valencianos, el hecho de que 12 festivos al año caigan aleatoriamente supone un «perjuicio» para las empresas, ya que cuando un festivo es entre semana se pierden muchas horas de trabajo porque «los puentes están institucionalizados».

Pizcueta subraya que España se encuentra «a la cola» en los indicadores sobre productividad, y afirma que uno de los factores que influyen en esta situación es el número de días festivos entre semana. El portavoz de la FEHV señala que España tuvo en 2009 cinco días festivos que cayeron de martes a jueves, frente a una media de tres en países como Estados Unidos, Suecia, Alemania e Inglaterra, donde los índices de productividad de las empresas son mejores.

Pizcueta insiste en que este «traslado» a los lunes no debe aplicarse a todos los festivos. «Hay que aplicar el sentido común», asegura. El portavoz de los hosteleros tampoco quiere entrar en si las «fiestas inamovibles» deben ser las fiestas religiosas o las civiles. «Por supuesto, días como el de Navidad no pueden tocarse, y tampoco debería tocarse el 12 de Octubre. Habría que establecer una jerarquía con la mayor objetividad posible para separarnos de los criterios emocionales»

Levante 15/03/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp