Más de 250.000 pymes han desaparecido desde el inicio de la crisis económica

Cepyme cita como principales causas del cierre de empresas la falta de financiación, la morosidad de las administraciones públicas y la excesiva presión fiscal que soportan las empresas.

El Presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, Jesús Terciado Valls, ofreció ayer una conferencia sobre el futuro y estrategias de la pyme en el Café del Comercio, el restaurante de la Escuela de Negocios Lluís Vives ubicado en el Parque Tecnológico de Paterna.

En su intervención, Terciado hizo un diagnóstico de la situación de las pymes españolas: «En España, las pequeñas y medianas empresas suponen un 99 por ciento del total, ya que solo 1.704, de las cerca de 3.300.000 existentes en nuestro país, superan los 500 empleados. Y la situación actual no es precisamente favorable. Las pymes han sufrido con fuerza las consecuencias de la crisis. Desde el comienzo de la misma han desaparecido 450.000 empresas en España, de las cuales 250.000 son pymes y 185.000 autónomos».

Para el presidente de Cepyme, esta destrucción de empresas ha tenido consecuencias sobre el incremento del desempleo. «Voy a citarles como ejemplo los datos de la EPA publicados el pasado mes de abril. De los 256.000 puestos de trabajo en los que descendió la ocupación en el primer trimestre de 2011, un 23 por ciento fueron empleadores, en su mayoría pequeños y medianos empresarios, que han visto desaparecer su empresa con el consiguiente daño al tejido productivo de nuestro país», afirmó.

Tras hacer un análisis de la coyuntura económica y de la crisis que afecta a nuestra economía, Terciado aseguró que el Gobierno de España «se equivocó primero al ignorar la gravedad de la crisis y reaccionó tarde y con medidas tímidas, ambiguas y de poco calado que no han sido suficientes para remediar una enfermedad que requería una intervención más decidida».

Respecto a la reforma laboral, afirmó que no ha sido posible el acuerdo, ya que la negativa de los sindicatos «a aceptar las reformas que necesita nuestro mercado laboral para adecuarse a la realidad de nuestra economía, nos llevó a tener que escoger entre firmar un documento descafeinado o dar por concluidas las negociaciones e influir en el Gobierno y en los grupos parlamentarios para que adopten las medidas necesarias en la situación actual. Como es lógico, nos negamos a llegar a acuerdos sin contenido y que defraudaran las expectativas del tejido empresarial al que nos debemos».

Para Terciado, «los sindicatos no han sido capaces de comprender la necesidad de reformar nuestro sistema para afrontar una crisis tan grave como la que padecemos y han hecho imposible el acuerdo. Ahora es el Gobierno el que tiene que demostrar que está a la altura de las circunstancias y puede y quiere adoptar las medidas precisas.

El presidente de Cepyme repasó además los principales problemas que afectan a las pymes: la falta de financiación, la morosidad de las administraciones públicas y la excesiva presión fiscal que soportan las empresas.

Estos problemas se agravan en muchos casos por el escaso tamaño de las pymes, «que les perjudica sobre todo de cara a la internacionalización» y por la insuficiente implantación de las nuevas tecnologías en nuestras pymes.

Para el presidente de Cepyme, «el otro eje fundamental en el que debe basarse nuestra estrategia es el de la internacionalización. Nuestras pymes deben ser capaces de salir más y con más fuerza fuera de nuestras fronteras y de aprovechar las oportunidades que se presentan en los mercados mundiales.

Terciado también recordó la necesidad de que nuestras pymes encuentren menos trabas que dificulten la actividad empresarial y la mera creación de empresas.

El presidente de Cepyme explicó también las principales líneas de actuación de la organización que preside, dirigidas precisamente a tratar de solucionar los problemas de las pymes. «Nuestro reto es llevar a la conciencia general el hecho de que pensar en pequeño no es solo necesario, sino imprescindible. El futuro de nuestro bienestar económico y el de nuestra creación de empleo pasa por el futuro de nuestras pequeñas y medianas empresas. Arbitrar medidas responsables y sensatas que favorezcan su creación y su desarrollo es la mejor inversión que se puede realizar en nuestro futuro».

Terciado recordó una intervención del Director General de Industria y Pymes de la Comunidad Europea, en la que ponía el siguiente ejemplo: «Para crear 23 millones de puestos de trabajo, las 500 grandes empresas europeas tendrían que crear 46.000 puestos de trabajo cada una. Las 23 millones de pequeñas empresas que existen en Europa tendrían que generar tan solo 1 cada una de ellas y el trabajo estaría hecho».

La conferencia de Jesús Terciado forma parte del ciclo de conferencias organizado por Cámara Valencia con motivo de su 125 aniversario en el que están participando ponentes de reconocido prestigio.

Valencia Plaza 07/06/2011

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp