Mercado de Tapinería: Tiendas efímeras contra locales vacíos (Valencia)

La crisis inmobiliaria ha dejado tras de sí cientos de miles de cadáveres: Pisos y bajos comerciales completamente vacíos, que ven pasar los días con la esperanza de que alguien les de un uso. Algunos de estos cementerios se encuentran en el corazón de la ciudad, por ejemplo, en la calle Tapinería, en el barrio de la Seu. Allí, tras varios meses sin poder vender o alquilar los espacios comerciales, la promotora de unos bloques de viviendas que sustituyeron a un gran solar que deprimía a vecinos y viandantes, ha decidido ponerse manos a la obra. Seis bajos completamente vacíos se han convertido en un restaurante, un espacio cultural y 18 tiendas efímeras, esto es: Cambiarán de producto y decoración cada quince días.

Al igual que ya hicieron en la Ciudad Fallera el pasado mes de diciembre, la empresa valenciana Uvedeuve «revitalizará» la zona cercana a la Catedral con tiendas de moda, antigüedades, juguetes, gastronomía,… El sistema es sencillo: los seis bajos se dividen en espacios de 20 m2, que se alquilan a razón de 25 euros al día. Así, a cambio de 350 euros, los interesados obtienen el local, servicios de decoración, promoción y dos horas en La Nube, el espacio cultural destinado a presentaciones, talleres y charlas. Pasado ese corto periodo, sus productos desaparecen para dar paso a otros nuevos y distintos.

 

Mercado tapineríaA punto de cerrar
El Mercado de Tapineria, como se ha bautizado este nuevo enclave, cuenta ya con un calendario de tiendas efímeras. «Al principio tuvimos que salir a buscar quien quisiera participar en el proyecto, pero ahora el proceso se ha invertido. Muchos empresarios y autónomos se han puesto en contacto con nosotros», explica Fernando Millet, de Uvedeuve. Algunos de ellos son comerciantes de la zona, cuya apretada situación económica les ha hecho inclinarse por este tipo de venta en vez de mantenerla durante todo el año con pérdidas. Millet añade que el proyecto no tiene fecha de caducidad, como sí lo tenía en los talleres de los artesanos en la Ciudad Fallera.

Pero no sólo las tiendas son efímeras. Uno de los bajos es un restaurante cuyos menús y tipo de comida cambiarán cada quincena. «Pasará de ser un ‘cheese corner’, donde se servirá sobre todo queso, a un ‘hamburger corner’, con especialidad de hamburguesas. Se puede comer por menos de ocho euros», explica Millet.

Para concretar la idea, que ha interesado ya a empresas del resto de España para revitalizar las zonas comerciales más castigadas por la crisis, los responsables sondearon a vecinos y comerciantes de la zona acerca de sus intereses y necesidades. Y tras la inauguración el jueves pasado y el primer fin de semana, parece que el sondeo funcionó.

 

Levante 28/05/2013 (ver noticia)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?