Novelda: Implantan la zona azul gratuita

Los vehículos de Novelda sólo pueden aparcar una hora en nueve calles del centro y las sanciones por incumplir la ordenanza oscilan entre los 12 y los 30 euros.

La zona azul de estacionamiento limitado y gratuito entró en vigor ayer en Novelda con el triple objetivo de descongestionar y agilizar el tráfico en el centro de la ciudad, beneficiar a los vendedores del Mercado de Abastos y del conjunto del comercio local y facilitar una mayor rotación en el aparcamiento de vehículos.

La medida, que viene regulada en una ordenanza municipal, afecta a nueve calles: José Luis Gómez Navarro, Travesía, Emilio Castelar, San Fernando, Lepanto, Almoina, Alcalde Manuel Alberola, Colón y Virgen de los Desamparados con una capacidad aproximada para el estacionamiento de 200 vehículos.

La zona azul permitirá multiplicar por cuatro el número de plazas: será efectiva únicamente para vehículos de cuatro ruedas; sólo estará vigente en días laborables, de lunes a sábado de 9 a 14 horas; y se aplicará con las mismas condiciones a los vecinos y comerciantes de la zona. Únicamente las personas con movilidad reducida podrán acogerse a la excepcionalidad de duplicar el tiempo máximo permitido. Aquellos conductores que no instalen en lugar visible el comprobante horario -que puede ser escrito a mano en un papel colocado en el salpicadero- serán multados con 30 euros. Aquellos que dispongan del comprobante pero cuyos vehículos permanezcan más de los 60 minutos autorizados en el mismo lugar serán multados por la Policía Local con 12, 18 y 24 euros en función del tiempo excedido. Una sanción mínima, según explicaba ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Benigno Martínez, porque con ella el Ayuntamiento no persigue un fin recaudatorio. No obstante, el vehículo podrá ser retirado por la grúa y trasladado hasta el depósito municipal si sobrepasa en media hora el tiempo máximo permitido.

La zona azul gratuita con limitación horaria ya se implantó en legislaturas pasadas con Milagrosa Martínez en la Alcaldía. Sin embargo, meses después dejó de aplicarse a pesar de contribuir a paliar el colapso circulatorio que sufre el centro de Novelda y de facilitar la movilidad urbana para hacer compras en las tiendas, gestiones en el Ayuntamiento o trámites en los bancos y oficinas. Para concienciar y adaptar a vecinos y comerciantes a esta nueva medida vial el Ayuntamiento ha mantenido reuniones con ellos, ha repartido trípticos informativos en toda la ciudad y ha aplicado la zona azul en las últimas semanas sin poner una sola multa. Sin embargo ayer los agentes tuvieron que rellenar los primeros boletines de denuncia.

La iniciativa parte de los comerciantes

La Asociación de Vendedores del Mercado de Abastos de Novelda lleva un año pidiendo al equipo de gobierno de PSOE-Compromís que ponga en funcionamiento la zona de estacionamiento gratuito limitada a una hora. El portavoz del colectivo, Antonio Gómez, lo explicaba ayer. «La prioridad es dar mayor fluidez al tráfico en el centro de la ciudad pero también dar más facilidades a la gente para que haga sus gestiones y compre en las tiendas. Siempre intentando perjudicar lo menos posible a los vecinos y aplicando las sanciones más bajas», detalla.

La medida cuenta con el apoyo del Comercio de Novelda Asociado y, según adelantaba ayer Antonio Gómez, los clientes del Mercado de Abastos la están acogiendo en su mayor parte de forma positiva. «Por lo único que se quejan es porque consideran que una hora es poco tiempo para hacer la compra», apostillaba. En cualquier caso el edil Benigno Martínez está «abierto» a todo tipo de sugerencias para mejorar la idea.

Asfalto u hormigón impreso

La nutrida representación del sector comercial no sólo expreso su oposición rotunda al adoquín, sino que también ofreció alternativas al Ayuntamiento, de cara a su posible implantación. «El adoquín es precioso, pero después de tantas obras y tantos arreglos, se ha comprobado que da malos resultados. Por ello, pensamos en otras cosas», señalaron las fuentes consultadas por este diario. En esta línea, los comerciantes apuestan por asfaltar directamente San Nicolás, San Lorenzo y El Camí, o, incluso, por colocar hormigón impreso. «Si arreglamos los adoquines, en dos años estaremos igual», resaltan.

 

Diario Información 09/06/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp