Nueva zona comercial en Alzira

Una vez más se nos informa que se va a peatonalizar la calle Horts dels Frares, desde la calle Reis Catòlics hasta la Avinguda dels Sants Patrons, para transformarla en zona comercial y, de este modo, fomentar el comercio local, tan necesario de apoyos, pues no cabe la menor duda que las grandes áreas que se han instalado y que se están instalando en nuestra ciudad, por mucho que miremos hacia otra parte, están causando daño a estos comercios y tiendas locales y que, a mi entender, precisan el máximo cuidado por parte de todos, para que no desaparezcan paulatinamente, por cuanto han prestado y prestan un gran servicio a la sociedad alcireña. Sería triste y lamentable que esa grande o pequeña tienda que, durante toda nuestra vida, nos ha atendido de un modo familiar, un día, al pasar por donde se halla ubicada, nos percatemos que se ha cerrado. Ese comercio o tienda forma parte de nuestra sociedad y, en parte, de todos y cada uno de nosotros.

Es cierto, no obstante, que las grandes áreas comerciales, por cierto con capital suficiente, se están imponiendo, por doquier, no sólo en España sino en cualquier país que se visite, porque no hay que negar que prestan un servicio muy completo al posible comprador, ya que, en cierto modo, la oferta diversificada de sus tiendas y productos en un sólo recinto facilita que en un sólo día a la semana o en pocas visitas puedas adquirir cuanto una familia precisa para las necesidades para un tiempo determinado.

Esta realidad, en un mercado libre, agrade o no está ahí y el comercio local, con todo el apoyo necesario, debe estudiar y reflexionar las medidas adecuadas para afrontar la problemática no pequeña que ya sufre y la que se le avecina. Tengo que manifestar que por mis obligaciones profesionales en Avidesa, he visitado muchos países y precisamente cuando se iniciaba la puesta en marcha de grandes áreas comerciales y en todos ellos la sombra de la incertidumbre entre los comercios familiares o no, creaba congoja ante el futuro, que no lo veían muy esperanzador. En esos países europeos o de Oriente Medio he escuchado diversidad de comentarios intentando lograr la fórmula que les diera seguridad para la supervivencia de sus comercios, muchos de ellos de suficiente y gran prestigio, pero que palpaban que las facilidades, que se les daban a las grandes áreas por parte de las instituciones, proveedores… y, por ello temían y con razón no poder competir y cuando, uno no puede competir nadie ignora que su futuro es oscuro comercialmente hablando.

Debo manifestar que, años después, muchos de esos comercios habían sobrevivido y bien, unos porque habían potenciado sus propias características o especialidad, otros porque habían modernizado sus instalaciones y daban a diario lo que su vecindario y clientes de toda la vida precisaban y, sobre todo por el carácter de trato familiar con que se atendía. El cliente era y es un amigo más.

Otros ejemplos podría citar, pero debo reconocer que no soy especialista en la materia y es de esperar y confiar que nuestro Ayuntamiento y las asociaciones empresariales estudien con interés y en profundidad, adaptando experiencias de otras zonas y con buen asesoramiento obtengan lo que, creo todos deseamos que puedan convivir las áreas comerciales con el comercio local y ello por el bien de todos los alcireños. Ahora bien, dicho eso y en cuanto a peatonalizar la zona citada al principio, ya lo traté ha un tiempo, fijándome entonces y ahora en la necesidad de realizar un serio y exhaustivo estudio sobre los posibles cambios a efectuar en la circulación de nuestra ciudad, que ya sufre no pocos problemas y, de modo especial, en esta zona por donde circula un elevado porcentaje de nuestros convecinos. No hay que olvidar que en torno al parque de l’Alquenència ha habido una gran expansión urbanística, que, quizás, pudiera verse afectada seriamente por cambios en la circulación por no haber escuchado a todos los interesados: zona expansiva con mucho vecinos y a otros.

Hágase y bienvenida sea una nueva zona peatonal, que, por lo leído en LAS PROVINCIAS, puede beneficiar al comercio local y así lo percibo por los apoyos que se citan, ha recibido, pero actuemos con prudencia para no perjudicar a otros vecinos, pues estos días he escuchado comentarios muy desagradables y en contra del corte de la circulación de la calle Hort dels Frares. Mi opinión y criterio, para que no posibilite dudas en los lectores, no es otra que apoyar al máximo al comercio local ante la implantación de grandes y fuertes áreas comerciales, que hoy en día en un mercado libre, es muy difícil frenar por su poderío económico. No obstante, planifiquémoslo bien, para que no haya agravios comparativos con otros ciudadanos que también tiene todo el derecho a manifestar sus criterios. Todo cabe, si lo estudiamos, reflexionamos y dialogamos, por cuanto todos deben estar abiertos a dar soluciones justas y adecuadas. Es el bien de Alzira

Las Provincias 13/07/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp