La avenida Daniel Gil se convertirá en la principal vía comercial de Ontinyent

La avenida Daniel Gil será la mayor zona comercial de Ontinyent. La avenida Daniel Gil se convertirá en la principal zona comercial de Ontinyent tras finalizar las actuaciones urbanísticas previstas por el Ayuntamiento y que además, estará destinada a facilitar las conexiones entre las áreas del barrio de Sant Josep, el centro de ocio El Teler y el carrer Major.

Según explicó la alcaldesa, Lina Insa, se intervendrá en el tramo que va desde la vía de Martínez Valls hasta la Plaça de la Concepció, lo que servirá para cerrar un circuito comercial que será «un referente de atracción a nivel comarcal».

Las actuaciones permitirán «mejorar la calidad del entorno mediante un tratamiento de urbanización que facilite el tránsito peatonal, con materiales nobles, arbolados y la valoración de un espacio amplio de paso ya que es una de las principales vías urbanas de la ciudad», manifestó.

La reurbanización es ambiciosa puesto que se cambiará el pavimento de las aceras por otro de mayor calidad que otorgue a la calle «la singularidad comercial que se merece» y que, al tiempo, servirá para «dar continuidad en el futuro a las actuaciones urbanísticas en las calles adyacentes, especialmente en la conexión con Martínez Valls que será la próxima que haremos», detalló Insa.

Además de cambiar el suelo, se ampliará el ancho de las aceras en ambos lados de la calle ya que el actual «es insuficiente para caminar cómodamente», además de «no permitir colocar mobiliario urbano».

La reurbanización de la avenida costará un total de 968.818 euros y se hará durante este año y el próximo.

Las novedades previstas no terminan aquí. Dentro de la nómina de actuaciones que emprenderá el Consistorio, entre las que figuran las ya citadas de ampliación de las aceras y el cambio del pavimento, también se incluye la eliminación «de todas las barreras arquitectónicas, acondicionando los bordillos e introduciendo elementos de protección adecuados», tal y como indicó la primera edil.

Asimismo, la alcaldesa anunció que se colocará «mobiliario urbano que mejore y complemente el existente siguiendo la línea del que ya hay en el carrer Major para dar una imagen homogénea de la ciudad y de la calle».

«Se cambiará todo el sistema de alumbrado por otro de mayor calidad y diseño más moderno», añadió Insa. Para ello se tendrá en cuenta tanto la importancia de la avenida como la estética del resto de farolas de la ciudad.

Aunque dentro del gran número de trabajos que se van a realizar parece una actuación menor, el cambio del modelo de aparcamiento será importante. Tras finalizar los trabajos de adecuación, en Daniel Gil ya no se aparcará en batería como hasta ahora, sino en cordón a ambos lados.

Si a ello se le suma que la calle seguirá teniendo dos carriles, todo redundará en la pérdida de plazas de aparcamiento, si bien el Consistorio tiene previsto habilitar nuevas zonas en áreas colindantes.

Para la realización de esta importante batería de actuaciones cuyo coste se acerca al millón de euros, el Ayuntamiento de Ontinyent ya ha solicitado la correspondiente subvención a la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación dentro de la línea que ésta dedica al urbanismo comercial.

El Consistorio espera entrar dentro del programa de Ayudas a la Gestión Integral del Comercio Urbano y Fomento de la Cooperación Comercial, por lo que se espera obtener una respuesta en breve.

La avenida Daniel Gil es una de las principales vía del ensanche ontinyentí. Comercios, bancos y demás servicios ocupan la mayoría de los bajos, por lo que, a diario, se convierte en una de las zonas más concurridas de la ciudad. Por ello, con la actuación de una de las principales vías de la población, la avenida Daniel Gil se convertirá en la principal zona de comercio.

Este epicentro de las fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent, ya que por ella discurre los festeros durante la entrada, cambiará su aspecto merced a la importante reforma puesta en marcha por el Consistorio tras consultar con los comerciantes y aplicar las directrices que ya se encontraban presentes en el Plan de Acción Comercial que el Ayuntamiento solicitó hace años a la Conselleria y que se presentó en 2004.

Las Provincias 13/07/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp