Orihuela: La zona azul se pone en marcha en plena campaña de Navidad

Los operarios de la empresa Esmapark comenzarán hoy a ubicar la veintena de expendedores de tickets para la zona azul en las principales calles del centro de Orihuela en lo que la alcaldesa Mónica Lorente calificó ayer como una «reivindicación histórica» del pequeño comercio local y «un compromiso electoral» con este colectivo para revitalizar la actividad comercial de la ciudad -que genera el 40% de los empleos en la ciudad-. La zona azul afecta a las calles Cardenal Loaces, Calderón de la Barca, Aragón, Jose Antonio, Teodomiro, Duque de Tamames, San Gregorio, San Pascual, y las plazas Nueva y San Sebastián. La puesta en marcha de este sistema de estacionamiento limitado y controlado (ORA) arrancará antes de diciembre y coincidirá, aseguró en rueda de prensa la regidora, con una gran campaña para animar las compras durante el puente de la Inmaculada y Navidad.

«Ya era «ORA»». Con esta frase Lorente, respaldada por los principales representantes de las asociaciones de comerciantes, hostelería, bares y el edil Manuel Abadía, quiso expresar el trabajo municipal desarrollado en los últimos meses, y añadió que la zona azul llega a Orihuela con «precios anti crisis y asequibles», puesto que la tarifa mínima, por 20 minutos de estacionamiento costará 0,15 céntimos y el periodo máximo de dos horas tendrá un precio de 1,50 euros, como avanzó esta edición. Un importe que podrá abonarse además directamente con tarjeta de crédito en el expendedor.

Una de las reservas de los vecinos a la hora de adoptar este sistema era adaptar la demanda del comercio de un aparcamiento en rotación con los derechos de los de los residentes en la zona a contar con su estacionamiento. Lorente dijo que el 40% de las 386 plazas afectadas por la zona azul están reservadas para los residentes. Dentro de la propia zona azul estas áreas estarán señaladas en naranja. Eso sí, fuera del horario comercial en el que regirá el sistema de 9 a 14 horas y de 17 a 20 de lunes a viernes y con una solicitud previa de tarjeta de residente. Durante la presentación de ayer no se quiso abundar en el capítulo de sanciones para quienes estacionen sin pasar por caja. Ni tan siquiera se mencionó. La ordenanza establece sanciones de hasta 40 euros en caso de ausencia de ticket o rebasar el tiempo abonado.

Fase

Lorente aplazó la ampliación de la zona azul a otras zonas del centro a la puesta en marcha, dijo, de aparcamientos públicos periféricos y el proyecto de aparcamiento subterráneo anunciado hace unos días para la zona del paseo de Los Andenes, entre la Intermodal y la Glorieta Gabriel Miró.

Diario Información 13/11/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp