Pequeños maniquíes: Unos muñecos de Onil conquistan los escaparatesde las tiendas de la Quinta Avenida de Nueva York

por | Feb 1, 2009 | 0 Comentarios

Uno de los muñecos de la firma The Doll Factory Europe de Onil, en una tienda italiana. Son unos magníficos compañeros de juego y selectos maniquíes que decoran los más distinguidos escaparates de la Quinta Avenida neoyorquina. Se trata de una colección de muñecos creada en Onil (Alicante), que ha conquistado el mundo de la moda infantil y, en su condición de ‘modelos’, están presentes en más de 24 países.

 

Su creador es Rafael Herrera, un empresario juguetero que desarrolla la firma The Doll Factory Europe y que se ha especializado en la fabricación de muñecos recién nacidos, dándoles una sensación de realismo que llega hasta el más mínimo detalle en los rostros, en los pliegues de la piel de manos y pies o en el dulce olor de los bebés.

 

Aunque en un principio los bebés, bautizados como Newborn, nacieron como muñecos para el juego de los niños y niñas, la casualidad ha querido que estos muñecos salten al estrellato como maniquíes. «Una tienda de Murcia nos hizo un primer pedido. Pero meses después, nos seguían llegando pedidos semanales de este mismo comercio, así es que llamé para preguntar. Me comentaron que habían puesto el muñeco como maniquí en el escaparate para mostrar las prendas de ropa infantil y que muchas clientas se habían enamorado del muñeco y se lo querían llevar a casa», indica Rafael Herrera.

 

Los Newborn empezaron a conquistar a muchas madres españolas y, además, dieron una idea al fabricante. «Si esta tienda había adquirido el producto para usarlo de maniquí para moda infantil, por qué no desarrollar este uso para promocionar el textil por todo el mundo», pensó Herrera.

 

Hoy estos muñecos de Onil se venden en su doble faceta, «y hemos abierto mercado en tiendas de moda de puntos tan distantes como Australia, Canadá, Grecia, Holanda, Italia, EE. UU. o Finlandia», describe Herrera. Uno de sus grandes distribuidores es Gerlando Chiara, de Kora Imports, que desde Canadá ha conseguido poner en los escaparates de la Quinta Avenida de Nueva York estos muñecos. «Los usé en un show-room para vender a los clientes productos textiles y me acabaron pidiendo los muñecos», asegura Chiara.

 

Su promoción en el mercado internacional ya ha dado lugar a anécdotas que demuestran, una vez más, que muchas veces dentro de casa la gente no conoce el gran potencial de la Comunitat. «En la Feria de Moda Infantil de Valencia (FIMI), donde los muñecos han estado recientemente expuestos, vinieron los dueños de una tienda, se acercaron a ver los bebés y nos dijeron que eran los mismos que ellos tenían, pero que no sabían que eran de Onil. Resulta que los habían comprado en una feria de moda en Italia», añade este empresario.

 

En otra tienda de Valencia, Nanufacture -en la calle Burriana- lucen también estos muñecos de Onil como maniquíes con una ropa infantil alternativa, que huye de los tonos rosas y azules. La casualidad, también hizo que sus propietarios, Carlos Rubio y Noelia Terrer, visitaran una feria de moda infantil en Holanda, «vimos los maniquíes, nos llamaron la atención porque eran muy realistas y, cuando fuimos a comprarlos, el distribuidor holandés nos dijo, pero hombre, si son de Alicante. Y claro, los compramos al volver a la Comunitat. La verdad es que no los conocíamos y estaban en casa», comenta Carlos Rubio.

 

 

De todas las razas y tamaños

Dado el éxito de los Newborn, su creador ha moldeado un bebé de todas las razas y tamaños. «Los hay con rasgos asiáticos, indios, europeos y africanos. Me los piden en muchos colegios y guarderías para educar a los niños en la igualdad de razas. Además, también hay varias versiones, según los gestos, con los ojos cerraditos, como los recién nacidos, riendo o llorando», detalla Herrera. También ha diseñado la línea Preemie, con bebés prematuros, de menor tamaño y peso, que incluso llevan la pulsera identificativa que se pone a los bebés en el hospital.

 

Para conseguir realismo, Herrera ha lanzado al mercado bebés de 0 meses a 2 años y está en proyecto hacer los maniquíes hasta los 3 años. «Los bebés de 3 y 6 meses son muy demandados. Para que los muñecos coincidan, como maniquíes, con las tallas de ropa de bebés, me he guiado por la tabla de medidas de la Asociación Española de Fabricantes de Productos para la Infancia. Los prematuros miden 45 centímetros y los de 0 meses 52 centímetros», añade.

 

Las medidas de los muñecos, adaptadas a la moda infantil, se puede comprobar en los pies, que coincide con las tallas de calzado, o en la cabeza, para los gorros. Tanto brazos, cintura, piernas, como la cabeza son articulados.

 

Las Provincias 01/02/2009

Publicaciones relacionadas

Comentarios

0 Comments

0 comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información- Gestionar preferencias
Privacidad
Hablar en WhatsApp
1
👋🏻 Hola! ¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?