Rebajas para olvidar la crisis

«Mi hija ha comprado vestidos a 20 euros. Vale la pena»Han llegado las rebajas de verano. Fueron muchas personas, la inmensa mayoría mujeres, las que ayer no renunciaron al placer de ser las primeras en encontrar la ganga del año. Otras llegaron «por casualidad». Descuentos de hasta el 70% esperan a los miles de ciudadanos que confían en dar un respiro a su bolsillo en un año de crisis económica con la esperanza depositada en las que se han considerado unas rebajas «históricas».

A las nueve y media de la mañana, media hora antes de que las tiendas iniciaran su actividad, en la puerta de El Corte Inglés de Pintor Sorolla esperaban con impaciencia un grupo de clientes. La misma imagen se observó en otros comercios del centro de la ciudad. Los carteles de rebajas y descuentos del 40, 50 y hasta 70 % son desde ayer una constante en los escaparates valencianos.

Las grandes superficies de la Comunitat, según informó Anged, esperaban a medio millón de personas dispuestas a adquirir alguno de los más de cuatro millones de productos que se rebajarán. Anged añadió que la afluencia de público fue un 12 % superior al primer día de la campaña de 2008. Ello les llevó a afirmar que esperan que estas sean las «mejores rebajas de verano de la historia».

Desde Covaco (Confederación Valenciana de Comercio) destacaron que la campaña está «resultando moderadamente positiva». Amparo Barroso, secretaria de esta organización, apuntó que prevén que las compras aumenten «entre un 15 y un 20% respecto al periodo anterior a las rebajas».

Moda, complementos para el baño, así como material para actividades de ocio y deportivas son los objetivos más comunes de quienes salen en busca del ansiado «vestidito». No faltaron quienes se acercaron a los comercios «por casualidad».

La cuenta atrás comenzó a las 10 de la mañana. Dos jóvenes que llegaron a Valencia desde la provincia de Castellón, tenían intención de cruzar la puerta del gran almacén las primeras porque les «gusta el ambiente de las rebajas».

Lola salió de casa a la caza de «un vestido y una maleta» y con la esperanza de encontrar «precios más bajitos». Amparo también buscaba una ganga por la calle Colón. La consiguió. «Por 20 euros cada vestido, mi hija se ha llevado tres. Realmente vale la pena».

Las Provincias 02.07.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp