Sebastián pide el consumo de productos españoles para evitar la destrucción de 120.000 empleos

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha pedido colaboración a los ciudadanos en estos tiempos de crisis y les anima a cambiar sus hábitos de consumo. Es decir, que dejen de comprar productos extranjeros para frenar el paro.

 

Los cálculos que maneja su ministerio reflejan una caída del consumo del 1,5% a lo largo de este año. Este descenso se traduce en 7.000 millones de euros. Si esta pérdida correspondiese enteramente a productos españoles, la destrucción de empleo rondaría los 120.000 puestos de trabajo.

 

Para evitarlo bastaría, en su opinión, con sustituir 150 euros al año de artículos importados por nacionales. O, por ejemplo: «En lugar de irse a esquiar a los Alpes, que se vayan a Sierra Nevada».

 

«No decimos que la gente consuma más», cada uno consume en función de su renta, ha afirmado el ministro, que ha asegurado que no se trata de una medida «proteccionista», porque no supone poner trabas a la importación.

 

El objetivo es que cada usuario sume el factor made in Spain a otros como el precio y la calidad a la hora de definir sus preferencias y ha subrayado que los ciudadanos pueden contribuir así a que el país salga de la crisis.

 

El Mundo 21/01/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp