Uno de cada cuatro nuevos emprendedores proviene de las colas del INEM

El paro está empujando a muchas personas a emprender. En concreto, el 25% de los emprendedores actuales lo es porque se ha quedado sin trabajo y destina el subsidio del paro percibido a montar un negocio, un 10,5% más que el año pasado.

Lo dice un informe del Monitor Global de Emprendedores (GEM, en sus siglas en inglés) presentado por la Fundación Xavier de Salas.

Del total de las empresas españolas, un 5,8% son iniciativas tomadas por autónomos, según el índice de actividad emprendedora en España. De ese porcentaje, más de la mitad, un 3,3% son actividades nacientes, empresas creadas este último año, mientras que el 2,5% se vienen formando desde hace tres años.

Estamos en una tasa de iniciativa emprendedora similar a la de 2005, pero según la directora técnica de GEM España, Alicia Corduras, no es posible compararla ya que la de este año no tendrá el impacto económico para el país que la que tuvo entonces.

No cualquiera puede formar una empresa

Sin embargo, Corduras señala que «no son emprendedores de calidad» ya que «no tienen experiencia en llevar un negocio en solitario». Muchas personas se lanzan a la conquista del mercado autónomo sin apenas información, cultura o experiencia. Desde el Informe, advierten de que es necesario tener en el equipo directivo de la nueva empresa, al menos una figura que tenga experiencia y conocimiento sobre técnicas en creación y administración de empresas ya que, de no tenerlo, el resultado puede ser nefasto.

El papel de la mujer, los jóvenes y las personas mayores de 50 años se ha visto reforzado en este proceso emprendedor. La edad media que el informe GEM ha fijado para el perfil de empresario innovador es de 38 años.

Un 70% necesita fondos ajenos para crear su negocio

Las condiciones económicas y financieras han provocado que los fundadores de estas sociedades acudan cada vez más a las entidades para poder arrancar en su negocio. En 2011, los emprendedores pusieron de su bolsillo el 57,5% del capital necesario, menos que en 2010, que asumían el 67,1%.

Solo el 30% del colectivo asume la totalidad del coste de fundar una nueva empresa, mientras que el resto se asocia con una o dos personas a lo sumo, debido a la necesidad de diversificar el riesgo y de evitar el abrupto filtro de las entidades para conseguir un crédito. Por el contrario, el 70% de los empresarios nacientes necesitan recurrir a fondos ajenos para crear su negocio.

Alicia Corduras asegura que, en el conjunto europeo, España está bien situada en materia emprendedora, sin embargo dadas nuestras condiciones económicas deberíamos estar en el 7% de actividad emprendedora, mientras que solo llegamos al 5,8%.

Subvenciones, ¿ayuda o impedimento?

Las ayudas públicas son escasas y para la mayoría, suponen una barrera, sobre todo a la hora de adquirir licencias. «Desde las Administraciones y Ayuntamientos, tienen que hacer modificaciones, no puede ser que un empresario tenga que esperar entre siete meses y un año para obtener su licencia», afirma Alicia Corduras.

Juan Carlos Díaz, coautor del Informe GEM, asegura que hay más condiciones de entorno positivas que en 2010 para formar una empresa, sin embargo sigue siendo insuficiente. «El Gobierno tiene el Informe y ya están adoptando medidas», señaló, refiriéndose a la ‘licencia exprés’ que Luis De Guindos anunció la semana pasada

El Mundo 13/02/2012 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp