Valencia lidera la construcción de nuevos centros comerciales pese a ser zona saturada

Las empresas promotoras de centros comerciales construirán en los próximos años 583.950 metros cuadrados en la zona de Valencia, reunidos en cinco nuevos proyectos que superarán la cifra de los metros cuadrados inaugurados en 2011 en toda España, situada en 410.132 metros cuadrados. Cinco nuevos mastodontes de las compras que han sido aprobados a pesar de la saturación de superficie comercial en la provincia de Valencia.

 

Según un informe de 2012 de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, la superficie bruta alquilable (SBA) por cada 1.000 habitantes en España se sitúa en los 304 metros cuadrados, lo que coloca al mercado de centros comerciales de España por debajo de lo que podría considerarse una situación teórica de saturación.

Pero Valencia es tierra propensa a las construcciones, por lo que se sale de la tendencia y se encuentra actualmente en una situación de saturación de superficie comercial, al presentar ratios de SBA por cada 1.000 habitantes por encima del nivel de equilibrio, situado en 325 metros cuadrados, cifra que seguirá rebasándose con las próximas construcciones.

Actualmente hay 700.000 metros cuadrados de SBA en construcción en toda España, según un estudio de la consultora CBRE, la Comunitat Valenciana se encuentra entre las zonas más activas en construcciones de este tipo y pese a todo sigue ampliando su número de centros comerciales, teniendo en la provincia de Valencia su foco más activo.

VALENCIA, PROVINCIA DE CONSTRUCCIONES FARAÓNICAS

Son cinco las nuevas zonas comerciales que engrosarán con su construcción el número de suelo ocupado por centros comerciales tras el consentimiento de obra de los Ayuntamientos. En la mayoría de casos apuntan a los beneficios en puestos de trabajo e inversiones que se aportarán a la zona quedando en un segundo plano la caída del consumo privado y la proximidad de unos centros comerciales con otros.

El Centro Comercial de Ocio Puerto Ademuz, en el municipio de Paterna, es uno de estos grandes proyectos. El fondo de inversión Eurofund Investments ya ha iniciado los trámites para la construcción de este centro comercial con más de 300.000 metros cuadrados de SBA. Según la compañía, supondrá una creación de 4.000 puestos de trabajo y tendrá una inversión de 500 millones de euros por parte del promotor, a lo que hay que añadir cerca de 200 millones de euros de los diferentes operadores para adecuar sus locales comerciales. Un centro comercial que podría iniciar sus obras para 2015. Este complejo contará no sólo con tiendas, sino con múltiples espacios como piscina de olas, surf, pista de esquí artificial e instalaciones deportivas.

La compañía franco Holandesa Unibail- Rodamco también apuesta por un centro comercial en la entrada sur de la ciudad de Valencia. El centro Oceanic empezará a tomar forma en el primer trimestre de 2013 y se abrirá al público durante la segunda mitad de 2015. El centro contará con una supercie de 97.000 metros cuadrados de SBA donde se reunirán 200 locales comerciales y de ocio. Según la compañía generará 3.500 puestos de trabajo y se invertirán 265 millones de euros en su construcción.

Alfafar Parc es otro de los proyectos previstos para alzarse en las afueras de la localidad valenciana que le da nombre. En este caso, la polémica está servida, debido a la cercanía con otra superficie comercial, MN4. La Agrupación de Interés Urbanístico, formada por 53 propietarios de terrenos, apuestan por un nuevo parque comercial de 78.000 metros cuadrados SBA, de los que casi la mitad los ocupará una tienda de Ikea. En él se deplegará una inversión de 120 millones de euros y una facturación anual prevista de 210 millones de euros.

La Inmobiliaria Guadalmedina (IGSA) también está llevando a acabo el Centro Comercial Parque Ademuz, una gran superficie comercial que se ubica en el término municipal de Burjassot, justo en la entrada oeste de la ciudad de Valencia. El proyecto consta de dos grandes plantas destinadas a la instalación de espacios comerciales y una torre de oficinas de 28 plantas, repartidas una superficie alquilable de 36.000 metros cuadrados.

En vías de planificarse también se encuentra el proyecto Valencia Dinamiza, la macroactuación urbanística que afectará al futuro estadio del Valencia CF, en la avenida de Les Corts Valencianes. La empresa Newcoval tiene proyectadas obras en un total de 49.500 metros cuadrados de SBA que serán destinados para uso terciario y empleados para el levantamiento de hoteles y zonas comerciales, además de 23.450 metros cuadrados de SBA, también para fin comercial, bajo superficie. La ejecución de la actuación completa tiene un plazo de diez años a partir de su aprobación.

«Se va a tender hacia la especialización de los centros comerciales» apunta Javier Revenga, director general de centros comerciales de Aguirre Newman. Para Revenga, los centros comerciales tienen que diferenciarse en la gestión integral,  en la comercialización, atraer marcas exclusivas y buscar diseños innovadores. «Que actualmente un centro comercial tenga simplemente tiendas de Inditex y un supermercado no aporta nada, hay que intentar que el centro comercial sea una experiencia lúdica» explica.

LAS ÚLTIMAS APUESTAS DE LAS PROMOTORAS

En los útimos diez años se han abierto tres grandes superficies en la provincia de Valencia, mientras que otros se han remodelado para cambiar su imagen. En 2010,  el centro comercial Arena Multiespacio habría sus puertas al lado del campo del Levante UD, en la zona norte de la ciudad. Con una inversión de 200 millones de euros, Valencia Natura Park y el grupo NAU pusieron en marcha 101.000 metros cuadrados de SBA para tiendas y restauración. La inversión que llevó a cabo fue de 200 millones de euros, 130 de los promotores y 70 millones de los locales comerciales.

En el año 2006 era inaugurado el centro comercial Aqua Multiespacio, siituado en la Avenida de Francia, de Valencia. La constructora del complejo, Oceanic Center, extendió su creación en 35.000 metros cuadrados de SBA donde habilitó 96 locales. El centro se instaló al lado de una gran superfecie, el Corte Inglés.

En el término de Alfafar también se encuentra el Centro Comercial MN4, inaugurado en 2004 por el Grupo Martí con 40.724 metros cuadrados de SBA. Acumula 101 locales en sus instalaciones y se encuentra rodeado por grandes superficies de tecnología y zonas de restauración. Actualmente tiene una de sus últimas plantas con varios locales vacíos por el cierre de negocios.

El centro comercial Bonaire, situado en Aldaia, abrió sus puertas en 2001. Se encuentra constituido por 135.000 metros cuadrados de SBA, pero se realizó una ampliación para conformar una segunda zona llamada Factory Bonaire y en 2011, debido a su décimo aniversario, realizó un lavado de imagen y se hicieron algunas reestructuraciones de locales. Riofisa, grupo promotor del centro, invirtió 40.000 millones de pesetas en su construcción. Con casi 300 locales en todo su recinto, su área superior no ha tenido muy buena acogida, donde solo permanecen abiertas un par de tiendas. Recientemente se ha instalado una exitosa cadena y con gran reclamo por sus pocas aperturas en la Comunitat, Primark.

Una de las caídas más estrepitosas de centros comerciales recientes fue la construcción del llamado Mercado de Fuencarral. 19.000 metros cuadrados de superficie alquilable en la zona de Campanar y distribuidos en cuatro plantas, que acabaron siendo derruidos para construir unos grande almacenes deportivos en la actualidad. Se abrieron hasta 50 tiendas pero sus escaparates acabaron vacíos tras ser reconvertido en Espai Campanar. Una inversión millonaria del grupo inmobiliario GMp que vio como su negocio caía al vacío. Actualmente, siguen activos los cines Yelmo, un restaurante Kebab y un Frutolandia.

Para observar la viabilidad de la mayoría de centros comerciales tan solo hace falta echar un vistazo a la cantidad de locales cerrados que hay en el recinto. Según el informe de Aguirre Newman existen diversos tipos de construcciones comerciales. Exiten los centros comerciales oro, líderes en su sector, que suelen tener un nivel de disponibilidad residual, situándose por debajo del 3%. También existen los plata, con presencia de marcas de reconocido prestigio pero no líder en su zona, con un porcentaje medio de disponibilidad de locales entre el 12 y 13%. Los de menor categoría, los centros comerciales bronce, tienen una tasa de disponibilidad cercana al 25-30%, aunque es posible que algunos centros muestren tasa de desocupación mucho más elevadas. «El peor periodo de locales vacíos ha sido entre 2009 y 2010», apunta Revanga. Según explica, actualmente la cifra se ha estabilizado.

CENTROS COMERCIALES ANTIGUOS, AL BORDE DE LA OBSOLESCENCIA

Los centros comerciales siguen avanzando, algunos se pierden por el camino y otros pueden quedar obsoletos. Entre los centros comerciales más antiguos se encuentra El Saler, recinto situado enfrente de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Creado en 1995 y con 47.013 metros cuadrados de SBA. Actualmente la propiedad de sus instalaciones están repartidas entre el hipermercado, propiedad de Carrefour, los cines, propiedad de Cines ABC, el local de C&A, propiedad de dicha firma, y el resto de locales pertenecen a Metrovacesa.

Otro de los centros comerciales con más historia es el Gran Túria, situado en Xirivella (Valencia). Con 58.276 metros cuadrados de SBA fue construido en 1993 pero es uno de los más desolados de Valencia aunque está intentado reavivarse a través de numerosos eventos como castings de moda y concursos. Tiene 111 locales aunque varios se encuentran cerrados pero por el momento, sobreviven a la oleada de la crisis.

El más veterano de todos es Nuevo Centro, inagurado en 1982 en terrenos de Campanar, zona muy próxima a dónde fue inaugurado el Mercado de Fuencarral. Contiene 112.000 metros cuadrados de SBA y alberga más de un centenar de locales. Compuesto por tres plantas, hace muchos años perdió sus zonas de ocio y actualmente alberga tiendas y un supermercado. En el momento de su creción, fue el segundo centro comercial que se abría en España, el primero urbano. La entidad gestora fue INMOGEST, siendo el ejecutor de la obra I.B.C.(Instalaciones Benlloch y Comylsa), fruto de la unión entre ambas entidades.

Revenga pone el punto de mira en este tipo de aglomeraciones, a priori más obsoletas.»Los centros comerciales estándares irán cayendo» afirma. Según explica el director, se debe apostar por la modernización de los centros comerciales para que se adecúen a los nuevos tiempos y se vuelvan más atractivos. «Los que tienen más de 10 o 12 años de antigüedad se quedan obsoletos» apunta. «Los centros comerciales son dinámicos, son los activos inmobiliarios más vivos y más complejos en la gestión, pero deben estar continuamente en movimiento». Revenga considera que las reformas van a ser un tema fundamental y explica que es habitual que en países centroeuropeos haya cada vez más promotoras especializadas en rehabilitar centros. » Los centros comerciales sobrevivirán, pero siempre reinventándose».

Valencia Plaza 03/08/2012 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp