Un Gijón que emociona

Valorar las sensaciones que la ciudad produce en sus habitantes. Este es el experimento que pondrán en marcha a lo largo de la próxima edición de la Feria un grupo de profesores de la Universidad de Oviedo. La iniciativa se desarrollará en el stand del Ayuntamiento de Gijón y permitirá conocer el peso de la experiencia personal en la configuración del espacio urbano.

«Siguiendo la metodología kansei se estudiarán los sentimientos que un barrio despierta en sus habitantes», explica el profesor Javier Suárez Quirós, del grupo I3G. La ingeniería «kansei», desarrollada por Mitsuo Nagamachi, permite «medir» los sentimientos y muestra la relación de éstos con ciertas propiedades de un producto, de forma que los productos puede ser diseñados para que presenten el sentimiento previsto. «El objetivo es que seamos capaces de correlacionar las propiedades del espacio urbano de acuerdo con las emociones que produce», indica Suárez Quirós.

El experimento es una réplica del que se desarrolló a finales de año en la Politécnica. Se trata de buscar los elementos que permitan maximizar los sentimientos positivos que produce el espacio urbano. «Las imágenes que se les muestran no son aleatorias. Se han elegido los lugares más característicos de cada barrio, aunque no los más conocidos, siguiendo una proporción entre zonas públicas y privadas, equipamientos…», explica Carlos Fuentes, de la empresa Triciclo Design. Los visitantes que participen de esta iniciativa serán acompañados en un recorrido virtual por el Gijón de las emociones con el objetivo de construir una ciudad en la que se sientan mejor.

«Se podría determinar qué combinaciones son las más adecuadas para maximizar parámetros como la calidad de vida, innovación…», opina Suárez. La actividad se inicia detallando si existe alguna relación con los barrios. Si no existiera se marca la opción «No, estoy de paso». En ambos casos se mostrarán cinco fotos, acompañadas de varios conceptos (envidia, miedo, orgullo, alegría, tristeza e ira) a valorar en una escala en función de lo que se sienta al verlas.

Para finalizar, se valorarán las emociones que genera el barrio en su conjunto. Los datos obtenidos (incluidos los de la web http://gijon.ciudadesemocionales.es) serán objeto de una publicación para lograr «un modelo de ciudad robusta». Según los impulsores del proyecto, «el Ayuntamiento está interesado en incorporar, a futuro, en el PGO unos criterios de ordenación más allá de lo técnico que incluyan la opinión del ciudadano». Se espera repetir experimento en Oviedo y Avilés y otras capitales españolas para medir «cómo influyen los condicionantes del ciudadano en su percepción de ciudad».

lne.es 03/08/2012 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp