Vecinos y comerciantes denunciarán al alcalde de Xàbia por ´dejar morir´ el casco antiguo

Vecinos y comerciantes del Casc Antic de Xàbia han decidido recurrir a la vía judicial así como continuar con las protestas ciudadanas para evitar, a toda costa, que el centro histórico «acabe muerto del todo». El presidente de la asociación de vecinos del casco antiguo, Pere Sapena, anunció ayer junto a su homólogo en el colectivo de comerciantes, Juanlu Cardona, que la asamblea acordó interponer un recurso contencioso-administrativo contra el alcalde, Eduardo Monfort, por «no cumplir ni una de las diez medidas acordadas por el pleno en agosto para revitalizar el casco histórico». Entre aquellas reivindicaciones, los vecinos pedían que la plaça de l’Església recuperara el empedrado tradicional así como que se modificara el proyecto para mantener la muralla en la avenida Príncipe de Asturias y se crearan plazas de aparcamiento públicas. Sin embargo, en la plaça de l’Església luce un pavimento de granito de China, la obra de la muralla no cambió ni un ápice y el gobierno local planea eliminar 200 plazas más de parking en superficie. En fin, vecinos y comerciantes no están muy contentos con la gestión de las obras.

 

Manifestación

 

El jueves saldrán a la calle (a las 19 horas en la plaza Marina Alta o de Correos) para exigir un plan que revitalice el centro histórico «porque la situación es insostenible». El presidente de los comerciantes anunció que la protesta se hace extensible a otras asociaciones de Xàbia que quieran reivindicar, también, mejoras como la del Arenal. «La gente está harta de que se incumpla la ley», aseveró. En este sentido, Cardona hizo una clara referencia al incumplimiento de los acuerdos plenarios.

 

Además, los afectados presentarán en el ayuntamiento 1.108 firmas -recogidas antes de Navidad- en contra de la gestión realizada por el consistorio y que exigen que se tomen medidas para resucitar el casco antiguo.

 

Cardona aseguró ayer que los comerciantes «están ahogados» con la decisión de peatonalizar la zona, ya que «un pueblo pequeño como Xàbia tiene que vivir del comercio. Ésto no es una gran ciudad». Por este motivo, exigió ayer al equipo de gobierno que «abra al tráfico la placeta del Convent y Ronda Colón», ya que «hay mucho local que ha cerrado y los que quedan piden que se pueda circular para dar algo de vida a la zona».

 

Otra de las quejas de los comerciantes se centra en la inexistencia de un plan para revitalizar el centro histórico.

 

Diario Información 25/02/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp