Verdeguer advierte que ´la Administración no está para conceder subvenciones´

El conseller de Economía anuncia el final del Plan de Competitividad como tal y apuesta por un modelo de incentivos más selectivo

El conseller de Economía, Enrique Verdeguer, anunció ayer que el Ejecutivo autonómico va a emprender un cambio en el modelo de ayudas con el fin de optimizar los recursos. «La Administración no está para dar apoyo financiero ni subvenciones», dijo, sino para emprender una política de incentivos que permita, «en un momento de dificultad económica como el actual, optimizar al máximo cada euro de los recursos públicos». El conseller de Economía, que intervino ayer en una jornada sobre la financiación autonómica organizada por PwC y la Asociación para el progreso de la Dirección (ApD), abogó por brindar a las empresas otro tipo de respaldo, «un apoyo adicional y delimitado en el tiempo» .

Estas ayudas, según señalaron fuentes de la conselleria, se gestionarán a través de un único organismo y se concederán de forma selectiva, teniendo en cuenta la eficiencia de los proyectos, el valor añadido que puedan generar y la inversión inducida. Además, se aplicarán criterios de gradualidad, es decir, que «recibirán ayudas con mayor intensidad aquellas empresas que más lo necesiten, como las nuevas o las microempresas, mientras que disminuirá la intensidad en aquellas que estén más consolidadas».

La Administración, además, podrá aparecer como cofinanciadora de los proyectos seleccionados, cuando otras instituciones nacionales e internacionales -Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder)o el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI)- aporten su parte «para garantizar una mayor inversión».

Por otra parte, el conseller de Economía precisó que el concepto de Plan de Competitividad había desaparecido del presupuesto de la Generalitat para el próximo año, lo que, según aclaró, no significa el final del apoyo a los sectores y a las empresas. Verdeguer, no obstante, reconoció que junto al cambio del nombre y concepto de competitividad, también se había reducido «ligeramente» la aportación presupuestaria, que ha pasado de 31 a 26 millones de euros, aunque se insistió en que la conselleria continuaba apoyando al «mayor número de empresas posible».

Conviene recordar que el recorte en los presupuestos de las partidas destinadas al comercio exterior o la política industrial han levantado ampollas entre los empresarios. Tanto el presidente de la patronal del metal (Femeval), Vicente Lafuente, como el de la del mueble (Fevama), Vicente Folgado, se mostraron, en declaraciones a Levante-EMV, irritados por los recortes en la economía productiva.

Por otra parte, el conseller de Economía recordó que la reestructuración del sector público empresarial de la Comunitat Valenciana conllevará un ahorro cercano a los 800 millones de euros en los presupuestos de 2012, «una reducción del 30 ä» en las cuentas autonómicas, dijo

Levante 04/11/2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp