Alicante: El Ayuntamiento diseña un plan de modernización comercial en Juan XXIII para evitar nuevos cierres

Alicante: El Ayuntamiento diseña un plan de modernización comercial en Juan XXIII para evitar nuevos cierres

 

Un transeúnte baja la calle comercial de Juan XXIII con las bolsas de la compra, pasando junto a numerosos locales cerrados. El negocio nunca ha sido muy boyante. Y ahora, con la crisis, la situación está tomando proporciones casi dramáticas. La calle más comercial (y única) de Juan XXIII apenas mantiene una cuarta parte de sus comercios abiertos al público. Tan sólo veinte de los 72 locales comerciales mantienen sus negocios abiertos.

 

Para evitar esta continua pérdida del tejido comercial del barrio, vecinos, comerciantes y Ayuntamiento han acordado poner en marcha un plan que impida a sus residentes perder los locales comerciales que aún se mantienen abiertos. Para ello, la Concejalía de Comercio que dirige el popular José Antonio Sobrino, se ha comprometido a diseñar y elaborar un plan de modernización para revitalizar el área comercial del barrio.

 

«Se trata -explica el presidente de la Asociación de Vecinos de Juan XXIII 2º sector, Manuel Medina- de dar otra fisionomía al barrio, de hacer atractivos los comercios a los propios comerciantes y a sus clientes».

 

El plan incluirá, según las primeras previsiones, la renovación y modernización del mobiliario urbano, jardineras, bancos y los focos de luz que iluminan la cuesta de Periodista Bas Mingot. «Las jardineras están rotas, muy deterioradas y son utilizadas habitualmente -explica el presidente vecinal- como bancos, lo que contribuye a su deterioro».

 

Dotar a la zona de un atractivo que haga que el cliente compre es el objetivo del plan de modernización, que además tratará de trasladar ese atractivo e interés al propio comerciante, responsable en parte de la situación del comercio local. Según reconocen fuentes vecinales, muchos de los comerciantes son mayores. «Les falta poco para jubilarse y a la mayoría no le compensa invertir dinero para el escaso negocio que generan sus tiendas o bares».

 

Por eso se adecuarán ayudas y subvenciones para renovar los comercios existentes así como para incentivar la apertura de nuevos comercios a gente joven y emprendedora, preferiblemente, residente en el barrio.

 

Fuente: Las Provincias 09.11.08

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp