Bolkestein versus Montilla

España deberá modificar cinco leyes nacionales y 55 autonómicas antes de 2010 para adaptar su mercado a la directiva de Servicios de la Unión Europea, más conocida por Bolkestein.

El esfuerzo se plantea titánico, sobre todo, porque las exigencias comunitarias derrumban por completo parte del entramado regulatorio que las comunidades han tejido en torno al comercio minorista. Es decir, obliga a desmontar parte del edificio legal que los gobiernos regionales han construido con sus nuevas competencias.

“Los consumidores demandan servicios adicionales y horarios adaptados a sus necesidades”, argumentaba  el ministro de Industria, Miguel Sebastián. En su primera intervención en el Congreso, Sebastián dejó clara su intención de negociar con las comunidades a lo largo de este año una reducción importante las restricciones sobre los “establecimientos y las licencias comerciales”.

La directiva Bolkestein, que ahora apuesta por implantar de manera decidida el Gobierno socialista choca frontalmente con el modelo comercial implantado por ex ministro de Industria, José Montilla. Éste fue quien en 2004, revisó la Ley de Horarios Comerciales, limitando a 8 (frente a los 12 anteriores) el número de festivos con derecho a apertura. Y el que más tarde, desde la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, ha aprobado un plan de equipamientos comerciales denunciado por Bruselas ante el Tribunal de Luxemburgo. La mayor parte de regiones han tomado la misma dirección. A excepción de Madrid, que acaba de lanzar un plan de liberalización que elimina las limitaciones de horarios diarios y simplifica sustancialmente las licencias.

Fuente: Expansión 19/06/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp