Casi la mitad de los hogares valencianos llega a fin de mes sin ahorrar nada

El 77% de los consumidores ha aumentado la compra de marcas blancas Las familias han recortado un 7% el gasto en alimentos infantiles

La crisis económica altera notablemente los hábitos de los hogares en la elaboración de la cesta de la compra, pues con los ingresos actuales el 47,1% de las familias de la Comunitat Valenciana llega a fin de mes aunque no consigue ahorrar ni un euro. El estudio elaborado por Eroski Consumer a partir de 5.393 encuestas realizadas en España durante el pasado mes de septiembre también pone de manifiesto que cuatro de cada diez (el 44% de media) concluye el mes sin conseguir ahorrar prácticamente nada. Algunos hogares (10,3% de los valencianos) tienen incluso que tirar de ahorros o de ayudas familiares.

A pesar de la difícil situación económica, el 34,7% de las familias valencianas concluye el mes metiendo algo en la hucha. El 5% dice que puede ahorrar bastante. Cuatro de cada diez también reconocen que su situación está peor que en 2009 debido la difícil coyuntura económica y a la menor capacidad para generar ahorro, lo que altera la capacidad de compra de los alimentos. Uno de cada cinco encuestados piensa que debería reducir su gasto en alimentación, aunque piensa que no podrá hacerlo, seguramente por haberlos disminuído ya durante este ejercicio y el anterior. Un 43% comenta que mantendrá su gasto, una vez ajustado. La interpretación, según el citado estudio es clara: «miramos, y miraremos todavía más, las cosas que metemos en el carro cotidiano de la compra».

Marcas blancas

El análisis de Eroski Consumer revela además que las familias están apostando por un cambio en la composición de su compra ante la necesidad de ajustar gasto, apostando por las marcas del distribuidor, también conocidas como marcas blancas en el ámbito de la alimentación. En concreto, el 77% de los hogares encuestados sostienen que el peso de estos productos en su compra habitual es considerable o muy mayoritario, y ninguna comunidad autónoma baja del 50%, mientras que el 44% ha percibido cómo el peso de las marcas propias en su despensa se ha incrementado desde el comienzo de la crisis. Este resultado, sin duda, tiene que ver con el incremento de estas enseñas en las estanterías de las principales firmas del sector de la distribución comercial en España. La compra de los alimentos se guía por la calidad para el 53% de los consumidores, aunque el factor precio resulta relevante para un tercio de los hogares.

Productos infantiles

Mientras tanto, las familias con niños de hasta 36 meses han recortado un 7% su gasto en productos infantiles de alimentación, perfumería y pañales en el último año, según el estudio Worldpanel Baby realizado por la consultora Kantar. El gasto medio a este tipo de productos cada trimestre es de 148,5 euros por hogar.

Levante 19/11/2010 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp