Castellón: El precio de los locales del centro desciende un 60%

La alta caída de los alquileres facilita la apertura de nuevos establecimientos..

Los precios que muchos propietarios de bajos comerciales pedían por el alquiler han pasado a la historia. Al menos, de momento. El cierre de muchos establecimientos en el centro de la capital ha provocado que muchos de los dueños se hayan visto empujados a bajar sus pretensiones económicas y eso se ha traducido, casi automáticamente, en un incremento del número de tiendas nuevas que han abierto o lo van a hacer en los próximos meses.

La caída de los precios de los alquileres ha sido drástica y rápida y según han asegurado a este rotativo todas las fuentes consultadas supera en muchos casos el 60%. “Hace un par de años pregunté el precio de un local de unos 100 metros en la calle Alloza de Castellón. Entonces me pedían 4.000 euros al mes por alquiler. En estos momentos, el precio es de 1.500”, cuenta la propietaria de una pequeña tienda del centro.

Lo que explica esta empresaria es solo un ejemplo de la velocidad en la que han caído los precios, aunque hay muchos más. “Antes de la crisis lo normal era que el propietario exigiera unos 4.000 euros por un bajo de unos 150 metros. Ahora los emprendedores lo tenemos un poco más fácil, ya que el dinero a pagar es más asequible”, dice otro comerciante que se acaba de instalar en la calle Alloza de la capital.

Las inmobiliarias también constatan la fuerte tendencia a la baja. “Lo que pedían hace dos años eran barbaridades. Muchos dueños de locales han dado marcha atrás y han bajado precios hasta en un 65% ante el temor de quedarse con el local vacío. En estos momentos no hay nadie que pueda pagar 4.500 euros de alquiler”, dice el propietario de una agencia de Castellón que lleva 25 años en el sector.

La disminución de los precios está provocando que se abran nuevas tiendas en las calles céntricas. “Es cierto que con la crisis han cerrado algunos establecimientos, pero también lo es que con los alquileres más bajos muchos empresarios se han animado a abrir sus propios negocios”, dicen en la inmobiliaria.

Pero, ¿qué pasa en el resto de municipios de la provincia? Comerciantes e inmobiliarias aseguran que ahí la caída no es tan exagerada, ya que el grueso de los comerciantes es también el propietario del local comercial. “En la Vall d’Uixó la mayoría son dueños del bajo comercial”, describe Manuel Mañó, de Federem

El Periódico Mediterráneo 27/02/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp