El 70% del gasto castellonense queda en comercios del centro

Más de 1.200 comercios, los ubicados en el centro de Castellón, han resistido la presión de la oferta en la periferia de la ciudad, protagonizada desde hace tres años por el Corte Inglés y Salera. El sector tradicional y urbano conserva, de hecho, el 70% de la cuota de mercado, aunque ha perdido en este periodo en torno a 20 puntos.

El presidente de Centre Ciutat, José Luis Verchili, explica que «cuando se anunciaron las aperturas de grandes superficies en el extrarradio de la ciudad, se decía que cerrarían la mitad de los comercios del centro y esto no ha sido así, ni mucho menos, lo que ocurre es que hemos perdido compradores del resto de la provincia y hemos ganado cuota de clientes urbanos».

Según Verchili, esto sucede «por las dificultades para acceder al centro y aparcar, de manera que, quien se plantea venir de compras a Castellón, lo tiene ´más fácil´ en las afueras, donde hay aparcamiento abundante y, además, gratuito».

En este mismo sentido, se pronuncia Enrique Felip, presidente de Centrics, asociación integrada en Centre Ciutat y que agrupa a unas 150 firmas, quien indica que «nosotros ya haremos lo posible por vender, pero necesitamos que nos acerquen a la gente al centro, y las dificultades de accesibilidad y aparcamiento son decisivas, sobre todo, teniendo en cuenta que el comercio de Castellón siempre ha vivido de los clientes de la provincia».

De hecho, la capital es punto de referencia de la oferta comercial para una población que se acercaría a los 400.000 habitantes. Según Verchili, «vienen a comprar de todos los pueblos castellonenses, con la única excepción del norte, a partir de Torreblanca, ya que en Benicarló y Vinaròs se ha creado un núcleo comercial importante y, además, hay que tener en cuenta la cercanía de Tarragona».

Precisamente, en lo que se refiere a los hábitos de compra de los habitantes de la provincia que no residen en la capital, el presidente de la Federación Provincial de Comercio de Pymec, Federico Lozano, considera que «en las zonas del interior, los consumidores tienen más tendencia a comprar en el comercio tradicional». Añade que, en cuanto a su gasto en la ciudad de Castellón «hay un sector amplio de la población que puede desplazarse, pero que es reacia a hacerlo y el segmento de la población que más compra fuera de su pueblo es el de los jóvenes»

Sobre qué tipo de bienes se adquieren más en las grandes superficies y cuáles más en el centro, Verchili señala que «en ropa, calzado y complementos, más gente prefiere el comercio tradicional, mientras que en equipamiento de hogar, casi todo se encuentra en la periferia».

CRÍTICAS En relación con la pérdida de cuota, sus causas y medidas a tomar para impulsar el centro, Enrique Felip es muy crítico con la gestión de Centre Ciutat –de cuya directiva forma parte–, así como con las actuaciones de la administración local, señala que «si hemos perdido ese 20% del gasto comercial es porque Castellón se está haciendo grande y, el Ayuntamiento invierte mucho dinero, pero no sirve para nada, porque seguimos sin tener mobiliario urbano adecuado, no hay luz suficiente, y el el recorrido y horarios del nuevo transporte urbano no están bien señalizados». Sobre Centre Ciutat, añade que «en dos años no se han hecho cosas nuevas y, aunque soy uno de los promotores de la idea de contar con una organización independiente del comercio, creo que no se ha llevado a cabo el proyecto original».

Fuente: El Periódico Mediterráneo 15/09/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp