El comercio alicantino lleva un año instalado en las promociones para sortear la recesión

Muchos establecimientos de la provincia han vuelto a colgar carteles de ofertas o descuentos tras la campaña de rebajas

La campaña de rebajas acaba de terminar con resultados en ventas desiguales en el mapa de la provincia. En la capital, el Colectivo Comerciantes por Alicante estima que la facturación ha descendido hasta el 5%, mientras que la patronal provincial Facpyme calcula que se ha registrado un ligero repunte de entre el 2% y 5% en comparación con el trimestre anterior. Tras esta campaña, en las calles muchos escaparates han vuelto a cambiar los carteles de las rebajas por el de promociones, descuentos, ofertas o «ventas especiales» de hasta el 50%, una estrategia vigente desde hace un año con la que el pequeño comercio está intentando sacar los stocks y contrarrestar los efectos de la crisis, que en 2009 le supuso un descenso de mas del 20% en sus ventas.

No obstante, el sector advierte de que esta estrategia no se puede mantener en el tiempo. «Trabajar sobre márgenes resulta ya imposible», manifestaba Pedro de Gea, presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante. «No nos quedan más agujeros para apretarnos el cinturón», explicaba de una manera muy gráfica Francisco Rovira, secretario de Facpyme, el impacto que la recesión está provocando en uno de los motores de la economía provincial. Los dueños de locales que están sobreviviendo a la crisis «se están jugando su patrimonio», explicaba de Gea. De ahí que el pequeño comercio insista en la urgencia de que las entidades financieras flexibilicen los créditos. «Al menos para circulante. Son créditos de poco más de 20.000 euros, necesarios para financiar nuestras necesidades de mercadería porque si no, te ves abocado al cierre», explicaba Francisco Rovira.

De hecho, en el último año en la provincia casi 260 comercios (al por menor y al por mayor) han sucumbido a la crisis y han causado baja en el régimen general de la Seguridad Social, al mismo tiempo que más de 1.500 trabajadores de este sector han dejado de cotizar, según los datos oficiales, facilitados por CC OO. A ellos habría que sumar los 283 autónomos de la actividad comercial que en los dos primeros meses del año se han dado de baja, de acuerdo con los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos ATA.

Con todo, el comercio es el primer sector de la provincia en número de empresas y trabajadores. Sólo de comercio al por menor estaban dadas de alta al régimen general 9.277 firmas y más de 49.000 trabajadores a finales del año 2009

El comercio «quiere ser optimista», apuntaban fuentes de la Confederación del Comercio de la Comunidad (Covaco), pero «necesita tener liquidez para comprar y sacar sus stocks», insistían desde la patronal autonómica, que preside el alicantino Pedro Reig. De ahí que se prevea que las promociones comerciales se mantengan, al menos, hasta que comiencen a detectarse indicios de recuperación económica.

Al parecer, «de la crisis queda poco», asegura Pedro de Gea, quien prevé que en unos «ocho meses pueda repuntar la actividad». «Ya no se puede bajar más», asegura el dirigente de Colectivo de Comerciantes por Alicante, quien, además, subrayaba que en el caso de la capital, la desaparición de locales comerciales «se registró al principio de la crisis». Además, resalta que el cierre de establecimientos «ha afectado más a los que abrieron sin estudio de mercado previo, impulsados por la euforia del «boom» de la construcción, mientras que los más consolidados han resistido mejor».

Diario información 23/03/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp