Elche: De parque industrial a comercial

Al menos veinte tiendas de venta directa al público ya funcionan en el parque industrial de Elche, que día a día amplía su oferta con nuevos locales, ya sean los llamados «outlets» o tiendas con artículos de temporada. En ambos casos se genera un nuevo atractivo en un enclave que lleva camino de convertirse en una gran área comercial.

 

La apertura de tiendas de venta directa en el parque industrial de Elche surgió hace ya algunos años con las primeras experiencias que llevaron a cabo empresas de calzado, como Panama Jack (una de las pioneras en este tipo de actividad) y, posteriormente, Pikolinos. Ahora son ya una quincena las firmas de calzado que disponen de su propia tienda, donde ofrecen una combinación de productos de temporada y otros descatalogados a precios rebajados. También han abierto tiendas que combinan el calzado con la ropa de corte deportivo y los complementos.

 

Más recientes son los casos de firmas del textil, como Don Vaquero y Benavent, que disponen de espacios comerciales con productos para todos los gustos, estilos y con una amplia diversidad en precios. Esta actividad se ha trasladado, incluso, a otros sectores, como es el caso de la alimentación. Son los ejemplos de Lácteos Segarra y Distrialacant. El primero está especializado en la venta de quesos y el segundo dispone de una oferta combinada en embutidos, jamones, legumbres y vinos.

 

Las tiendas del parque industrial, principalmente las de calzado, empezaron a funcionar de forma tímida y como complemento a la actividad principal de la empresa. Sin embargo, la experiencia ha sido positiva y ha obligado a la gran mayoría de establecimientos a ampliar su horario de apertura al público. En la actualidad, con diferentes modalidades en franjas horarias, casi todas estas tiendas abren de lunes a sábado y hay casos de establecimientos que están disponibles para el público, incluso, los domingos.

 

El presidente de la entidad urbanística de conservación Elche Parque Industrial, Martín Minaya, destaca el espectacular crecimiento que están teniendo los «outlets» y tiendas en general. «Casi se está abriendo una por semana. La gente que viene a comprar aquí es de Elche y de otros puntos de la provincia, pero también llegan visitas de otras provincias y extranjeros. Es un nuevo polo de atracción en el parque», comenta.

 

Minaya recuerda que empresas como Pikolinos, Panama Jack o Nordika’s han ido abriendo el camino a otras. «Las empresas hacen caja y sueltan sus stocks, mientras que el cliente adquiere un producto de calidad y a un precio inferior que en cualquier otro establecimiento. Benavent, por ejemplo, está vendiendo ropa de marca de primer nivel a precios muy interesantes. Las empresas actúan, así, en una doble vertiente: promocionan sus productos y obtienen unos beneficios. En el cliente se da esa «emoción» especial de comprar un producto en la misma fábrica», explica.

 

Según el presidente del colectivo empresarial, este «fenómeno ha desencadenado un efecto dominó. Hay empresas que no tienen fábrica o instalaciones en el polígono, sino en Elche, que han decidido abrir primero una tienda aquí». Es el caso de la firma Pedro Miralles, que el viernes abría una tienda en el número 48-3 de la calle Severo Ochoa.

 

Trayectorias y ejemplos

 

Una tienda que destaca por su oferta y organización es la de Pikolinos. Inicialmente esta empresa de calzado abrió una pequeña zona de venta directa en su nave principal, cuya fachada da a la carretera nacional. Hace cuatro años Pikolinos optó por montar una gran tienda, con sala de proyecciones y museo incluido, en otra nave próxima. Esta tienda está abierta todos los domingos autorizados para el comercio y tiene separada su oferta de productos descatalogados (de otras temporadas) con las colecciones de la temporada vigente. Pikolinos ofrece descuentos de hasta un 60% en sus zapatos descatalogados.

 

El funcionamiento de Pikolinos es extensible a otras empresas que, de la misma manera, recurren a este medio para dar salida a productos de stock. «El sistema está funcionando muy bien y mucho más ahora, en esta época de crisis. A la gente no le importa ponerse un par de zapatos que sea de una temporada ya pasada cuando a su vista apenas perciba grandes diferencias y, sobre todo, cuando vea que le sale un 60% más barato», señalan desde la empresa Pikolinos.

 

Una tienda distinta, por citar otro ejemplo, es Distrialacant. Abrió hace algo más de tres años, ya que anteriormente sus instalaciones estaban a orillas de la carretera de Elche a Crevillent. Distrialacant realiza una venta al por mayor y también al detallista y al comprador individual, según explica su gerente, José Torres.

 

Fuente: Diario Información 09/11/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp