Elche: Todo a precio de ganga

Lo que ocurre en Elche es algo ya casi general. El comercio se tenido que lanzar a una inusual campaña de ofertas y descuentos para intentar salvar la campaña navideña. Son reclamos para invitar al consumo en tiempos de crisis, aunque muchos se preguntan qué darán las tiendas cuando empiecen las rebajas de verdad.

Hace dos meses la presidenta de la Asociación de Comerciantes de Elche, Antonia Pomares, instaba a los establecimientos a no quedarse mirando la crisis detrás del mostrador. En los últimos días la Confederación Española de Comercio ha advertido que, de mantenerse la espiral de caída del consumo durante el primer semestre del próximo año, puede llegar a desaparecer hasta un 10% del sector. En Elche esto supondría el cierre de entre 250 y 300 tiendas.


En esta coyuntura de crisis, en las últimas semanas se ha hecho patente en las zonas comerciales de la ciudad una campaña generalizada de promoción de productos a través de ofertas especiales y descuentos que llegan, incluso, a superar el 50% del precio original. La cartelería publicitaria se puede observar en tiendas de ropa, calzado, perfumerías, regalos, alimentación, muebles… La lista es interminable. Da la sensación de que una tienda sin el reclamo de la oferta o el descuento está condenada a no vender.
Antonia Pomares reconoce que estos reclamos son necesarios, aunque admite que se ha disparado la estrategia de las ofertas y habrá que preguntarse entonces qué es lo que se va poner en el escaparate después de Navidad, cuando empiecen realmente las rebajas de enero. «El comerciante necesita salvar en lo posible su situación para al menos poder pagar a sus proveedores. Quizás se ha exagerado con estas acciones y a lo mejor habría que plantearse si en lugar de bajar los precios no es mejor dar otras cosas añadidas», comenta.

Con regalos


La propuesta de Antonia Pomares no es sólo una idea caída en un saco vacío. De hecho, ya hay establecimientos que han colocado un cartel en el que se avisa de que se ofrece un regalo por la compra de cualquier producto. La vorágine de la oferta en tiempos de crisis llega, incluso, a algunos bares y cafeterías que ofrecen menús a precios muy ajustados o publicitan la caña de cerveza y la tapa a un euro o el café y la bollería a una tarifa similar.


Para la presidenta de los comerciantes, no obstante, sería necesario que los establecimientos actuara de una forma más coordinada. «Parece que cada tienda entiende las cosas a su manera. Hay que tomar medidas y recuperar la confianza. Todo esto también nos hace pensar si no habíamos llegado antes a un consumo excesivo. Lo que está ocurriendo es un adelanto de las próximas rebajas. No sé qué pasará en enero. Todo se ha adelantado y lo que se compre ahora después ya no se comprará. Y los bancos, mientras tanto, siguen sin soltar crédito», indica.

 

Diario información 14/12/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp