Europa quiere adelantar un año la rebaja de las comisiones al comercio por tarjetas

La polémica suscitada por la drástica rebaja que prepara Bruselas para las comisiones soportadas por los comerciantes cada vez que un cliente elige pagar con tarjeta frente al efectivo ha subido varios grados de intensidad. En su reciente paso por el Parlamento Europeo, el Reglamento, ha recibido varias enmiendas que disparan aún más si cabe las alarmas entre la banca y asociaciones de consumidores, intensificando la labor de lobby en un último intento por suavizarlo antes de la aprobación final en pocos meses.

Los eurodiputados han avalado la propuesta, clave, de limitar al 0,3 por ciento la tasa interbancaria cargada por cada operación abonada con una tarjeta de crédito y al 0,02 por ciento, o un máximo de 7 céntimos de euro, si es de la modalidad de débito. Pero plantean reducir a la mitad su plazo de entrada en vigor, extender las nuevas tarifas a las tarjetas comerciales y a esquemas como American Express, Dinners Club ó Paypal, donde la marca suministra al tiempo elplástico al cliente y efectúa su procesamiento con el comercio. La versión original del Reglamento involucraba solo a los sistemas donde el emisor de la tarjeta y el que instala el lector a la tienda pueden ser distintos, que es el grueso de la operativa -la efectuada con plásticos que circulan bajo las marcas Visa o MasterCard-.

Nuevas tasas en 2015
La enmienda de mayor calado es reducir de dos a un año el plazo máximo para aplicar las nuevas comisiones desde la entrada en vigor del Reglamento, algo que se espera a la vuelta del verano. Supondrá una pérdida inmediata de ingresos a los bancos y un ahorro a los comercios que, según asociaciones de consumidores como Adicae, acabará pagando el ciudadano que utilice tarjetas como ha ocurrido en el pasado con experiencias parecidas.

La regulación afecta a la tasa interbancaria que es la repercutida entre el banco emisor de la tarjeta y el dueño del lector instalado en el comercio para repartirse los costes de funcionamiento -conexiones, cámaras de compensación, fraude, etc.Sin embargo, su efecto es directo a la comisión que luego paga el comercio. Según el Ejecutivo comunitario, opera como suelo en el 70 por ciento de dichas tasas, cuya recaudación cifra en ¿más de 10.000 millones de euros al año» en el conjunto de tiendas de la eurozona.
Con el tijeretazo, Bruselas quiere fijar un único nivel de juego -latasas oscila entre el 0,19 y 2 por ciento en los distintos países-, abaratar los costes para que las tiendas no repudien las tarjetas y extender así su uso para evitar pagos en ‘B’.

La tasa interbancaria en España en operaciones a crédito se mueve entre el 0,44 y 1,13 por ciento, si bien la cotización media es del 0,69 por ciento, superior al 0,66 por ciento que se carga a su vez el comercio.

El Economista 03/03/2014 (ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp