Guerra de ofertas en el comercio a un mes de las rebajas para salvar el año

Las grandes cadenas del textil implantan desde principios de mes una espiral de promociones y descuentos para incrementar las ventas

«Oferta de fin de año, el 50% de descuento en la segunda prenda». Con este anuncio u otros similares son muchos los comercios de Valencia que pretenden animar las compras navideñas.

Desde el primero de diciembre los comerciantes han puesto en marcha técnicas agresivas de venta para atraer clientes en lo que es un adelanto encubierto de las rebajas bajo la denominación de promociones u ofertas. En los escaparates de los establecimientos se pueden leer reclamos en los que se ofrecen fuertes descuentos a precios especiales. Todo vale para captar y fomentar la compra. El objetivo no es otro que salvar el año.

Los comercios de Valencia están llenos de carteles que incluyen las palabras descuento, oferta o promoción. Todo ello en letras grandes y llamativas. Y parece que la medida está teniendo sus efectos, ya que durante el puente se ha podido ver por las calles a numerosos transeúnte con bolsas de comercios.

Parece así que la campaña de ofertas lanzada por el comercio ha tenido los efectos buscados y ha hecho que muchos hayan aprovechado para realizar parte de sus compras navideñas.

«He aprovechado el puente para hacer las compras. Ante los descuentos no voy a esperar a las rebajas», comentaba Elena, una joven valenciana que ayer realizaba sus compras en la Galería Jorge Juan.

No es el único caso. Otros muchos hacían lo mismo en las principales arterias comerciales de la ciudad, ofreciendo una imagen que se alejaba bastante de la de un país en crisis económica.

Hasta hace unos años las ventas se concentraban en la semana de Navidad y el grueso de la facturación se hacía en enero con las rebajas de invierno. Pero la influencia americana y la situación económica han llevado a adelantar el periodo de mayor negocio del año y a alargarlo durante enero y febrero, con las segundas rebajas.

Pese a que la campaña de Navidad no comienza hasta dentro de una semana, el Ayuntamiento tuvo que reforzar los efectivos de la Policía Local en las inmediaciones de los centros comerciales ante la masiva presencia de vehículos.

Una de las vías más congestionadas durante estos días ha sido Pío XII, que tiene en las inmediaciones dos centros comerciales. En el centro de la ciudad una kilométrica cola de vehículos esperaba su turno para acceder a un aparcamiento de un gran establecimiento.

Isabel Cosme, presidenta de Cecoval, asegura que el pequeño comercio esta «forzado a hacer promoción y al final es malo para el consumidor», ya que, en su opinión, «sólo podrán sobrevivir los que manejan los precios de toda la cadena, porque son vendedores y fabricantes, o los que pueden devolver la ropa que no venden al proveedor».

Para Cosme, el resultado de la tendencia de adelantar fictíciamente las rebajas es que los pequeños comercios «se ven obligados a vender a precio de coste para hacer caja». Esta situación, que desde Cecoval se constata que no tiene posible vuelta atrás, acabará, en su opinión, con el cierre de los establecimientos que no puedan aguantar esta constante lucha comercial.

Las Provincias 09.12.10 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp