Ikea, trabas en la Comunidad Valenciana

Retraso en los proyectos de Alfafar, Paterna y Rabasa

La multinacional Ikea sigue apostando por su expansión en España. Con trece establecimientos funcionando en territorio nacional, hace planes para seguir creciendo y anuncia 12 nuevos proyectos, en los próximos cinco años, en distintas regiones. Algunas “se resisten” al avance de la sueca. Es el caso de varios municipios de la Comunidad Valenciana, donde la implantación de nuevas tiendas se está dilatando o permanece estancada. La compañía achaca el retraso a las leyes de urbanismo españolas.

Casi diez años es el tiempo que la empresa lleva intentando establecerse en la comunidad valenciana, sin conseguirlo. Al principio el mayor obstáculo fue el colectivo de empresarios del sector del mueble, mayoritario en la región y receloso de una competencia foránea a la que pocos o casi nadie puede hacer frente. Después vinieron las “pegas” con la Administración y los retrasos. Y es que la Comunidad Valenciana es todavía una plaza por conquistar y la única de las grandes autonomías españolas donde el gigante sueco no tiene actividad y no por falta de intentos.

Ikea ha previsto una inversión de 2.000 millones de euros en nuestro país. Sin duda, una inyección económica que generaría nuevos puestos de trabajo, que tendrán que esperar, a la vista del lento caminar de las negociaciones con los ayuntamientos de las futuras tiendas. Pero la cadena no se detiene.

En Paterna sigue estudiando una ubicación concreta, sin disponer todavía de ningún proyecto cerrado, por los largos plazos que se aplican a los desarrollos urbanísticos.

Alfafar, una opción desestimada después de cinco años de acusaciones cruzadas entre el consistorio socialista y la Generalidad, ha vuelto a la hoja de ruta de Ikea, como un desarrollo que podría complementar la actividad del anterior. Aunque, la compañía no se ha pronunciado al respecto, por fin parece que los regidores de Alfafar y las agrupaciones locales podrían aceptar las nuevas condiciones, 10.000 m2 más de superficie, exigidas por el líder del mueble. De ser así, Ikea abriría en pocos meses, según adelantó DISTRIBUCIÓN ACTUALIDAD (ver boletín 19 mayo 2011).

Por su parte, Rabasa en Alicante, lo tiene más fácil. Parece que en esta localidad alicantina las conversaciones se encuentran en una fase más avanzada y, por tanto, con mayores probabilidades de llegar a buen puerto.

España, sexto país por facturación, sigue siendo un mercado estratégico para Ikea. En el último ejercicio, la filial española alcanzó unas ventas de 1.254 millones de euros, que representaron una subida del 8,2% y un incremento del 5% a tiendas comparables.

Ikea entró en España, en 1996 con una primera tienda en Badalona, (Barcelona). Desde entonces, más de 235 millones de visitantes han recorrido la red española de la compañía, que además de sus trece centros, cuenta con dos centros de distribución en Valls (Tarragona) y un centro comercial en Jerez (Cádiz), todo lo cual ha supuesto una inversión de más de 1.000 millones de euros.

Los planes de la enseña pasan por seguir creciendo en nuestro país. La expansión 2010-2015 prevé nuevas aperturas en Valladolid (una tienda y un centro comercial), Comunidad Valenciana, posiblemente este año, Sabadell, en 2012 y Bayona, en 2014, sin descartar nuevas aperturas en Madrid, Barcelona, Sevilla (2ª tienda), Granada y Alicante.

Distribución Actualidad 11/07/2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp