La Ley de Comercio facilitará la apertura de nuevas tiendas

La normativa amplía la apertura de festivos de ocho a nueve jornadas y regula los establecimientos oulet.

La nueva Ley de Comercio de la Comunitat Valenciana regula las ofertas promocionales fuera de los dos periodos de rebajas y suprime la necesidad de una autorización previa para la apertura de establecimientos de menos de 2.500 metros cuadrados.

Estos son algunos de los aspectos que recoge la nueva normativa y que ha destacado el conseller de Industria y Comercio, Vicente Rambla, durante la presentación del anteproyecto de la Ley de Comercio a los representantes de los diferentes estamentos del sector comercial valenciano.

La norma regula el régimen general de horarios y fija en nueve los domingos o festivos de apertura al año, y faculta a los ayuntamientos a modificar dos de esos días en función de sus fiestas locales, además de reconocer la figura de los centros comerciales urbanos como «una apuesta decidida» por los pequeños comercios.

Rambla ha destacado que la Ley del Comercio «simplifica» los requisitos para abrir comercios ya que sustituye la obligación de inscripción registral previa de la actividad por una comunicación a posterior.

Ha resaltado que el Plan de Acción Territorial de Comercio que plantea la Ley promueve que la implantación de establecimientos, en línea con la norma comunitaria, atienda a criterios de ordenación del territorio, urbanismo, medio ambiente, protección del patrimonio artístico y cultural y la protección de los consumidores.

«La limitaciones se harán según estos criterios y no en base a aspectos económicos y comerciales», ha afirmado Rambla, que preguntado sobre si con la multinacional IKEA se seguirán los mismos criterios ha indicado que «hasta ahora tampoco eran las presiones de ningún sector las que determinaban la apertura o no».

Respecto a la regulación de la venta promocional, la nueva normativa regula las ventas de saldos, diferenciadas de las excedente de producción o de temporada («outlet»), las ofertas y las prácticas comerciales que la normativa comunitaria considera prohibidas.

Además, la Ley del Comercio plantea la creación de un registro de mercado de venta no sedentario y reconoce la libertad de precios y de configuración de la propia oferta, salvaguardando los derechos de los consumidores.

Ante un centenar de personas y junto a la directora general de Comercio, Silvia Ordiñaga, y el secretario del Observatorio de Comercio Valenciano, Gregorio Lleó, el conseller ha defendido una normativa «con alto nivel de consenso y concertación», que dará «estabilidad» al sector para «garantizar su competitividad».

Ha resaltado la importancia de un sector que en la Comunitat Valenciana cuenta con más de 70.000 comercios, en el que trabajan más de 300.000 personas, que representa más de un 13% del PIB y cuya actividad económica genera más de 25.000 millones de euros.

«La Comunitat Valenciana tiene un tejido comercial moderno y competitivo que le permite hacer frente a la crisis de forma comprometida», ha afirmado Rambla, quien ha apostado por el comercio como «locomotora para tirar de otros sectores».

Rambla ha expresado su deseo de que el anteproyecto de Ley del Comercio, tras pasar por el Consejo Económico y Consultivo y el Comité Económico y Social, inicie su tramitación antes de terminar el actual periodo de sesiones y ha confiado en tener «el mismo consenso» en Les Corts que en su elaboración.

Panorama Actual 12/05/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp