El Consell consolida por ley la apertura de nueve festivos al año para el comercio

La nueva legislación elimina el requisito de licencia autonómica para abrir negocios con una superficie inferior a 2.500 metros

Ya está cocinada y lista para enviar al Consejo Económico y Social y al Jurídico Consultivo para su revisión. La nueva Ley de Comercio de la Comunitat Valenciana consolidará la apertura de un mínimo de nueve festivos al año y dejará en manos del Observatorio del Comercio su posible ampliación. El vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, presentó ayer a las distintas patronales y asociaciones de comerciantes el anteproyecto de la nueva normativa, que eliminará además el requisito de contar con una segunda licencia autonómica a los establecimientos con una superficie inferior a 2.500 metros. El texto busca adaptar la legislación autonómica a la directiva europea de liberalización de servicios, que impide bloquear la puesta en marcha de un negocio por motivos económicos.

No obstante, los establecimientos de superficie superior a 2.500 metros deberán contar con un autorización de la generalitat, que sólo podrá vetar la apertura por razones de ordenación del territorio o protección paisajista y del patrimonio histórico y cultural. Para ordenar la implantación de grandes superficies, el Consell se compromete a elaborar un Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio enmarcado en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana.

Además se eliminará el requisito de inscripción previa en el registro de mercados. Los nuevos negocios podrán inscribirse una vez abiertos y en funcionamiento.

La nueva ley no suscitó ayer opiniones públicas de rechazo por parte de las distintas patronales. El pequeño comercio ya tenía asumida la apertura de nueve festivos (los ayuntamientos podrán fijar las fechas de dos jornadas en función de sus festividades locales), que no hace sino consolidar los acuerdos actuales del Observatorio del Comercio. La opiniones encontradas han surgido más en torno a las fechas elegidas en este foro, pues las grandes superficies apuestan por concentrar las aperturas en los períodos de Navidad y Rebajas.

Como concesión a los pequeños y medianos comerciantes agrupados en Cecoval o Covaco, el Consell reconoce la figura de los centros comerciales urbanos, lo que permitirá a grupos de comercios urbanos solicitar ayudas y subvenciones de forma unitaria. Rambla destacó ayer que la nueva ley busca dar «estabilidad al sector» para «garantizar su competividad». Dijo que espera el mismo consenso en las Corts que con las asociaciones.

Levante 12/05/2010

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp