La Navidad de las rebajas

Había expectación por saber cómo reaccionarían los valencianos ayer, en medio de la crisis económica, al primer día festivo del mes de diciembre con los comercios abiertos y la mayoría de las compras de Navidad pendientes. Antes incluso de que las tiendas cerraran la respuesta ya se consideraba positiva. «Ha sido mejor de lo que esperábamos», coincidieron en señalar tanto Martín Quirós, representante de las grandes superficies, como Salvador Ferrandis, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia.

 

En la relativamente masiva afluencia registrada para realizar compras navideñas confluyeron, según los expertos, varios aspectos. En primer lugar, es evidente que, a pesar de la crisis, los hábitos de adquirir y regalar en Navidad no van a cambiar. En segundo lugar, tanto hoy domingo como mañana lunes los comercios estarán cerrados. Y, en tercer lugar, esta va a ser una temporada de compras muy especial porque, en la práctica, las rebajas se han aplicado antes de la Navidad, y no después, como es costumbre.

 

Efectivamente buena parte de los establecimientos han buscado el reclamo legal más apropiado, entre el que destaca el de «descuentos», para anunciar que los precios están rebajados. Para llamar la atención de los clientes también se han estirado al máximo las facilidades de pago, lo que augura una Navidad de facturas a plazos.

 

Con esa perspectiva, los valencianos llenaron ayer las grandes superficies. El sector esperaba a 600.000 personas, pero a última hora de la tarde reconocía que la cifra se había superado sobradamente y quizás fueron ochocientas mil las que visitaron los templos del consumo en la época estrella del año.

También el comercio urbano tuvo más clientela de la esperada. A partir del epicentro situado en la calle Colón, abrieron la mayor parte de las tiendas de moda, pero no es menos cierto que, a medida que se caminaba hacia la periferia, fueron más los comerciantes que consideraron que no compensa abrir en un día festivo.

 

La jornada de ayer, por lo tanto, siguió la tónica iniciada el domingo anterior, cuando los comercios aseguraron que habían recibido un 30% más de clientes que los previstos en un primer momento.

Todas las asociaciones de comerciantes reconocen que, en tiempos de crisis, es importante transmitir optimismo y recordaron que, aun con el cinturón apretado, la Navidad siempre será época propicia para realizar compras de todo tipo.

 

Las Provincias 07/12/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp