Las empresas en quiebra en la Comunitat se duplican en un año

El 34% de los negocios valencianos que se declararon insolventes en 2009 estaban vinculados a la construcción

La sangría que la crisis económica está causando en las empresas se refleja en las cifras históricas de concursos de acreedores, el antiguo procedimiento de suspensión de pagos. El año pasado, 730 negocios y 78 familias en la Comunitat Valenciana iniciaron este procedimiento ante la inminente situación de quiebra de sus economías. Nunca antes se habían alcanzado cifras tan elevadas. Se trata, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), de casi el doble (89%) de los deudores concursados registrados el año anterior. En 2008, 387 empresas y 41 familias se declararon en quiebra.

Hace seis años ninguna familia valenciana se veía en esa situación. De hecho, el balance estadístico de 2004 (primer año de la entrada en vigor de la actual ley concursal) refleja un ilustrativo cero en el apartado de personas físicas sin actividad empresarial en quiebra, mientras que las empresas sumaron 14.

A nivel nacional, el repunte de empresas concursadas es inferior al valenciano en 16 puntos, ya que la incremento medio fue del 72% frente al 88% en la Comunitat. En el territorio nacional se declararon en quiebra 4.984 empresas, la mayoría en Cataluña (1.233), Comunitat (730) y Madrid (696).

Por su parte, las familias que se declararon insolventes el año pasado en España ascendieron a 938, un 132% más que en 2008, un porcentaje 42 puntos superior al registrado en la Comunitat (90%).

Las quiebras personales no tienen que ver con familias que soporten, por ejemplo, una hipoteca a la que no puedan hacer frente. Por lo general, están relacionadas con actividades empresariales de terceros, a los que les unen ligazones como el hecho de ser sus avalistas.

Sectores

La tercera parte (252, un 34,5%) de los negocios que el año pasado entraron en concurso de acreedores están vinculados a la construcción, la mayoría (202) empresas de edificación y promoción inmobiliaria. Le siguen en volumen las firmas de comercio al por mayor, con 122 procesos concursales.

De las empresas concursadas el año pasado, el 83% tenía menos de 50 asalariados, lo que confirma que las pymes son las más afectadas por las insolvencias. A nivel nacional, este porcentaje se aproxima al 60%.

Abundando en este aspecto, por volumen de negocio, el 57% de las firmas valencianas insolventes facturaban menos de dos millones.

El presidente de REFor (Registro de Economistas Forenses), Raimon Casanellas, explicó en declaraciones a Efe que el aumento de concursos se debe a la incidencia de la crisis económica en España, que se hace patente de forma más intensa en los sectores de la construcción y la vivienda.

El órgano especializado del Consejo General de Colegios de Economistas prevé que este crecimiento exponencial del número de concursados se frene paulatinamente y, aunque se mantendrá en un alto número de concursos durante 2010, «las cifras no volverán a duplicarse de un año a otro».

Las Provincias 09.02.10

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp