Las rebajas alejan unas horas a la crisis

Rebajas de la crisis. Descuentos de hasta el 70%. Cambios de regalos de Reyes. Toda una suma de factores que hicieron de ayer uno de los mejores días para el comercio de la ciudad. Después de la peor temporada de la última década los comerciantes confían en aumentar sus ventas. Aunque para ello tengan que reducir al mínimo sus beneficios. El presidente del Colectivo de Comerciantes, Pedro de Gea, por Alicante confía en que los diez primeros días de rebajas sean los más interesantes.

 

Según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) el gasto medio de los ciudadanos de la Comunitat será un poco superior a los cien euros durante este año. Ayer, con un simple paseo por el centro de Alicante o por los centros comerciales se comprobó que son muchos los que se han reservado un poco de dinero estas navidades y han guardado para las rebajas.

 

Los más visitados durante la mañana de ayer en Alicante fueron las grandes superficies y las franquicias de ropa y complementos, el sector más acosado por la crisis del consumo. Algunas de estas tiendas, como es el caso de la tienda de Massimo Dutti en la avenida de Maissonnave presentaba colas de hasta cien personas para pagar en sus cajas. ¿Qué no habría en los probadores?

 

Y no era la única. H&M o Zara también tuvieron trabajo extra durante todo el día. Y es que, los descuentos de hasta el 70% -y en algunos casos el 80%- no dejaron a nadie impasible. Tras una temporada de contención en el gasto, «ahora toca darse algún capricho», como afirmaba un ama de casa que se paseaba por las firmas exclusivas de moda femenina de El Corte Inglés. Abarrotadas al filo de las doce del mediodía. «Si regalan algo, yo no me he enterado», comentaba jocosa una dependienta. Y es que, todos notaban mayor afluencia que otros años, a pesar de que las rebajas de invierno suelen ser las más deseadas por los consumidores.

 

 

Bajas temperaturas

Si a la crisis se suman las bajas temperaturas que ayer se registraron en la provincia de Alicante, la ropa de abrigo tenía mucho que ganar. Abrigos, bufandas, botas,… «Es que el tiempo acompaña», sentenciaba una joven a punto de entrar en un probador de Zara.

 

Eso, a pesar de que como algo excepciones durante este año en plenas fiestas navideñas se han podido encontrar descuentos de hasta el 50% en determinados comercios. Precisamente ayer desde la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (COVACO) exigieron un mayor control de las ofertas y promociones fuera de temporada, y el aumento de las inspecciones para mantener la calidad del producto a la venta durante el periodo de rebajas.

 

Por su parte, el portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) en la Comunitat Valenciana, Martín Quirós, cifró en un 10% el aumento de la afluencia de público en el primer día de rebajas en comparación con 2008, con datos de las 12.00 horas.

 

A pesar de que sí que hubo más clientes en las grandes arterias comerciales de la ciudad y en los centros comerciales en otras calles -separadas apenas unos metros del enclave comercial por excelencia- como Gerona, Castaños y otras del centro tradicional la situación era bien distinta. Y es que, pese a los grandes descuentos al consumidor le cuesta más acercarse. Lo mismo que en tiendas de barrios más alejados del centro.

 

En todo caso, los comerciantes confían en que esta campaña de rebajas reincentive el consumo, en la misma tendencia que Navidad y Reyes, y compense la reducción de las ventas de los últimos trimestres, según apuntaron ayer desde Covaco. Como en otras ocasiones, el calzado y el textil son los sectores que mayores descuentos realizan y que acaparan la mayor parte del presupuesto de los consumidores, superando el 50% del dinero destinado a las compras, según los estudios realizados.

 

Sin embargo, desde Covaco también han detectado que cada vez más comercios de otros sectores como los complementos, equipamiento del hogar e incluso joyerías y relojerías aprovechan también los periodos de rebajas para dar salida a los stocks acumulados.

 

El presidente de Covaco, Pedro Reig, recordó que «los comerciantes han reducido sus márgenes con el objetivo de colaborar en el mantenimiento de la capacidad de compra de los consumidores».

 

Desde Covaco reiteraron la petición de que el Gobierno central tome medidas efectivas para «incentivar el consumo, recuperar la confianza de los consumidores y así evitar las negativas repercusiones que los constantes mensajes negativos sobre la economía están teniendo sobre el comercio urbano». Por ello, reclaman un paquete de medidas específicas para el sector que evite cierres.

 

Mientras, como en cada temporada de rebajas también la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana alerta a los ciudadanos de los requisitos que deben cumplir los productos que se venden. Ser de esta temporada, no estar defectuosos, debe de figurar el precio antiguo junto al rebajado para saber el dinero que verdaderamente se ahorra el consumidor…, etcétera.

 

Además, los ciudadanos que se animen a ir de rebajas deben de armarse de paciencia, exigir la factura de la compra, las garantías debidamente cumplimentadas en la compra de electrodomésticos y aparatos radiofónicos y exigir calidad. Sobre todo calidad y que no les den gato por liebre.

 

Después del día de ayer -el primero de las rebajas- los comercios se preparan con todo el personal disponible para la gran afluencia del primer fin de semana.

 

Las Provincias 08/01/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp