Los comerciantes catalanes dan las gracias a Sebastián por una ley de comercio a su medida

La norma perpetúa las actuales políticas que frenan las grandes superficies

La plana mayor de los comerciantes catalanes, los llamados botiguers, han acudido a Madrid para dar las gracias en persona al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, por hacer una nueva ley de comercio que perpetuará el férreo control comercial y pondrá freno a la expansión de las grandes superficies.

A la salida del Congreso de los Diputados, donde Sebastián ha acudido a defender una ley de comercio elaborada a gusto de CiU y ERC –eternos protectores de los pequeños comerciantes–, el ministro se encontró agasajado con calurosos abrazos, felicitaciones y apretones de mano de los máximos responsables de la Confederación Española del Comercio (CEC), la patronal que agrupa a los propietarios de los establecimientos tradicionales y que está capitaneada por los botiguers catalanes.

«Ha hecho una gran exposición de la nueva ley. Ha estado muy bien», le dijo el presidente de la patronal de comerciantes, Pere Llorens, a Sebastián, al tiempo que le propinaba un caluroso abrazo.

Y para perpetuar este gran día, en el que el Gobierno con la ayuda de los principales grupos catalanes consiguió refrendar su polémico proyecto de ley, la veintena de comerciantes que acudieron al Congreso, junto con el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, se hicieron una bonita foto de familia con un sonriente ministro de Industria y Comercio.

Durante su intervención ante el Pleno, Sebastián defendió la nueva ley, una normativa que da carta blanca a las autonomías mantengan el freno a la instalación en sus territorios de centros comerciales e hipermercados y que se contrapone a los principios de la Directiva Europea de Servicios.

Sebastián, elogió la nueva normativa y eludió el hecho de que ésta haya sido rechazada de plano por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), que la ha tachado de «discriminatoria» con los grandes comercios.

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado este jueves con los votos de PSOE, CiU, PNV, ERC, IU, ICV y BNG la enmienda a la totalidad presentada por el PP contra el proyecto de Ley del Comercio Minorista.

El diputado del PP, Celso Delgado, censuró que la norma no establece «ningún régimen específico de garantías» para las libertades comunitarias del comercio minorista y sus operadores. «Este proyecto no sólo no aporta nada a la transposición de la directiva comunitaria sino que la pone en serio riesgo de fracaso», remachó.

«Tal y como está presentado este proyecto, asumen que la regulación comercial será más costosa, más lenta y afectará la competitividad de un sector que no se merece este trato», señaló Delgado, quien acusó a Sebastián «lavarse las manos».

El Mundo 16/10/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp