Los comerciantes, en pie de guerra por los impuestos

La Confederación Española de Comercio (CEC) rechaza «frontalmente» cualquier subida de impuestos, especialmente del IVA, del IRPF o de los hidrocarburos, y amenaza con llevar a cabo «alguna acción empresarial contundente» si se aumentan y «no se presta atención» a las necesidades del sector.

En un comunicado, el secretario general de la CEC, Miguel Ángel Fraile, advierte de que un incremento de los impuestos tendría un «efecto destructivo» en el sector industrial y comercial, con un aumento de los cierres de establecimientos, del paro y de la economía sumergida. Además, defiende que «agravaría todavía más la reducción del consumo y, consecuentemente, la reactivación de la economía». De hecho, un informe de Citigroup advierte de que la propuesta del Ejecutivo de subir el IVA (actualmente en el 16%) en dos puntos puede elevar la tasa general de precios y deprimir el consumo real.

Fraile recuerda la «difícil» situación que atraviesa el pequeño y mediano comercio, y vuelve a reclamar a reducción fiscal del sistema de tributación por módulos.

«Llevamos dos años sufriendo la recesión y llevamos pagando la fiscalidad desde 2007, cuando nos encontrábamos en una época de bonanza económica», señala, antes de incidir, por otra parte, en que el crédito debe llegar a las empresas.

Abaratamiento del despido

La CEC urge a acometer una reforma laboral que «atienda a las microempresas» para poder mantener el empleo en el comercio, ya que en lo que va de año el crecimiento del paro ha alcanzado el 4% y el cierre de empresas se ha situado en el 1,7%.

En este sentido, la patronal del pequeño y mediano comercio español, un sector con tres millones de trabajadores, propone la simplificación y el abaratamiento del despido, y planteó incentivar a las empresas que mantienen a sus trabajadores. «Creemos que es preferible que se ofrezcan bonificaciones en plantilla a tener que soportar el desempleo», apunta Fraile.

La Confederación Española de Comercio está integrada por 64 federaciones que agrupan más de 1.500 organizaciones territoriales y sectoriales y representan unos 450.000 pequeños y medianos comerciantes.

La Asociación de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) también se ha posicionado en este sentido al señalar que teniendo en cuenta el actual descenso del consumo, una subida del IVA agravaría la situación de pymes y micropymes, dado que éstas tendrían que repercutir este incremento en el producto final y, por tanto, registrarían menores ventas.

Asefiget indica, en un comunicado, que debido al actual sistema de módulos, el IVA final lo abona directamente la microempresa. «Esto implicaría un mayor coste de producto para estos minoristas, que consideramos les va a ser difícil repercutir», reitera.

Europa Press 17/09/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp