Los comercios, en pie de guerra ante la libertad de horarios

El anuncio de Zapatero solivianta a los pequeños tenderos catalanes

El modelo comercial no se toca. Este es el mensaje que ayer los comerciantes y la mayoría de las administraciones catalanas trasladaron en bloque al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, que anteayer reclamó un pacto entre comunidades autónomas para acordar los horarios comerciales. Ese anuncio fue interpretado por los pequeños y medianos comerciantes como abrir la puerta a la liberalización horaria, lo que consideran un «ataque» al modelo catalán.

La normativa catalana de horarios comerciales, que es fruto de un acuerdo entre la Generalitat y el Ejecutivo central, prevé que las tiendas puedan abrir un máximo de 12 horas diarias —de lunes a sábado, entre las 7.00 y las 22.00—, con un límite semanal de 72 horas. En general, pueden abrir ocho domingos o festivos al año, y hay excepciones: los establecimientos de alimentación de menos 150 metros cuadrados pueden hacerlo todos los festivos.

El secretario general de la Confederación Española de Comercio y de la Confederación de Comercio de Cataluña, Miguel Ángel Fraile, calificó la concertación autonómica de «brindis al sol» y defendió que los horarios comerciales sean competencia autonómica. El presidente de Pimec Comercio, Alejandro Goñi, tachó el anuncio de «ataque» a la realidad social de cada comunidad, y la asociación Comertia consideró que la liberalización ni incrementará el consumo ni servirá para reducir la inflación. Las asociación de grandes superficies ANGED se manifestó, en cambio, a favor de la «libertad de establecimiento» para impulsar la inversión y crear empleo.

El País 13/01/2011

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp