Los comercios lanzan ofertas de hasta el 70% para evitar cierres

Ofertas, promociones o liquidaciones en pleno otoño forman parte de la actual estrategia de ventas del comercio alicantino para capear el temporal de la caída del consumo por la crisis y evitar los cierres. En los escaparates se pueden ver descuentos de temporada y stocks de entre el 20% y el 50% y hasta del 70%, especialmente en las tiendas de muebles, textil-hogar y algunas de calzado o marroquinería «para animar las ventas y aguantar el tirón en este último tramo del año», según admitía el secretario de la Federación del Pequeño y Mediano Comercio de Alicante (Facpyme), Francisco Rovira.

Aunque el descenso del consumo como consecuencia de la crisis económica afecta a todos los sectores en general, dentro de los del comercio, los establecimientos del mueble o del textil-hogar, lámparas, artículos de baño han visto descender sus ventas en los últimos meses un 40%. «El consumidor ha ajustado sus presupuestos familiares y sólo gasta en los productos de primera necesidad. Si antes te comprabas dos camisas ahora aguantas con una y al caer la venta de pisos nuevos, también disminuye la demanda para amueblar las vivienda», explica Pedro de Gea, presidente del Colectivo Comerciantes por Alicante. En el subsector de la alimentación «en lo que se ha notado un aumento del consumo es en las denominadas marcas blancas», añadía Rovira.

La actual «preciomanía» que inunda los escaparates permiten, por una parte, sacar los stocks de productos y, por otra parte, supone un reclamo para el consumidor. Con los descuentos -algunos de temporada- «los comerciantes están haciendo un esfuerzo muy importante, ya que las promociones se realizan a costa de recortar los márgenes», subrayaban Rovira y De Gea. Pero es la única alternativa al temido cierre. Las asociaciones de comerciantes no se atreven a cuantificar el número de establecimientos que han podido cesar en su actividad en los últimos meses, aunque admiten que «los ha habido, aunque también todos los días se producen aperturas, por lo que existe un efecto compensatorio», incide Rovira.

El periodo clave para conocer la tendencia del sector serán los primeros meses de 2009, «una vez que se sepa cómo han funcionado las rebajas de enero y la campaña de invierno», añade el representante de Facpyme. Para Pedro de Gea, las perspectivas «son ocho o diez meses similares. Lo que dicen que va a a llegar, nosotros ya lo estamos pasando, ya que somos de los primeros en notar los efectos de la crisis por la recesión del consumo. De hecho hace dos años ya nos quejábamos de que algo pasaba».

Mientras el escenario económico se recupera y se reactivan las ventas, las ofertas son necesarias para mantener abiertos los negocios, justifican los comerciantes, dado que «hay que sacar los salarios propios y los de los trabajadores, pagar los alquileres, los impuestos, las letras y a los proveedores», enumeraba Francisco Rovira. Y sobre esta presión del gasto, como cualquier ciudadano o empresa alicantina «la falta de financiación está estrangulando a las pymes», añadía el secretario genera del Facpyme. «No hay crédito de capital circulante y eso no hay negocio que lo soporte»

En este sentido, los comerciantes confían en que las últimas medidas del Gobierno para avalar a los bancos «generen confianza en los inversores y se reactive la economía, al mismo tiempo que el consumo», añadía Rovira.

Fuente: Diario información 14/10/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp