Los españoles son los europeos con más dificultades para acceder al crédito

Nueve de cada diez españoles sufren dificultades para obtener una hipoteca, ocho confiesan problemas para acceder a otro tipo de préstamo y uno de cada dos ni siquiera consigue que su entidad bancaria le proporcione una tarjeta de crédito. Los consumidores españoles no se sienten pobres, pero, al igual que las pymes nacionales, sufren en carne propia el drástico cierre del grifo de la financiación que bancos, cajas de ahorro y cooperativas aplican desde que se desencadenó la crisis internacional.

Contrastan esas restricciones con las facilidades de otros países -el 74% de los finlandeses creen accesible el crédito- y aún resultan más significativas en un contexto muy bancarizado: según el Instituto Nacional de Estadística, la tupida red de las instituciones financieras alcanza en España al 98,7% de los hogares. Todos ellos disponen de cuentas corrientes, libretas de ahorro o depósitos. Y asciende al 63,1% el colectivo de familias que utiliza tarjetas de crédito.

Los nuevos datos proceden de un Eurobarómetro sobre pobreza y exclusión social hecho público en Bruselas por la Comisión, elaborado sobre la base de las respuestas obtenidas entre el 28 de agosto y el 17 de septiembre de este año y con vistas a un plan de acción que se desarrollará en 2010, declarado Año europeo contra la pobreza. El resultado de la consulta refleja que una abrumadora mayoría de europeos (el 80%) considera que la pobreza crece día a día en sus países respectivos. Son casi 80 los millones, 9 millones de ellos españoles, los europeos amenazados por la pobreza. De ese total, 19 millones son niños, de acuerdo con cifras de Eurostat, que datan en este caso de febrero de 2008 y que sitúan el umbral de la pobreza en el 60% del salario mínimo de cada país.

Rumanía y Bulgaria son los países de la UE en los que un mayor porcentaje de población -el 25 y el 22% respectivamente- se encuentran en riesgo de caer en esa condición. Les sigue Letonia, con el 21%, y España, Grecia e Italia, con el 20%. Las referencias de la Comisión retoman en este sentido, sin cambios, las de hace año y medio, cuando se anunció que 9 millones de españoles, sobre 45 censados, y el 24% de los niños menores de 17 años, se encontraban en España próximos al umbral de la pobreza.

En España, la diferencia más significativa respecto a los datos de 2008 es el endurecimiento de las condiciones del crédito, consecuencia de la crisis económica. Los problemas reflejados en las respuestas de los ciudadanos no son una novedad. También las pymes españolas han expresado idénticas dificultades. Una encuesta realizada por el Banco Central Europeo entre el 17 de junio y el 23 de julio entre 6.000 pequeñas sociedades de la zona euro -505 de ellas nacionales- puso de manifiesto que un 26% de las ubicadas en España declararon tener como principal inquietud el acceso a la financiación bancaria. Para el conjunto de la muestra ese porcentaje quedó limitado al 16%, y en otros destacados países de la región la proporción se situó sensiblemente por debajo.

Hipotecas

Sin embargo, algo parece estar cambiando, aunque tímidamente, en España. Los síntomas de freno de la caída en el sector inmobiliario valenciano han quedado refrendados con los datos de agosto, que confirman no sólo una estabilización de la situación sino una leve recuperación. Las hipotecas constituidas sobre viviendas en la Comunitat se incrementaron en un 6,1% interanual. A nivel nacional se ha producido un descenso de las hipotecas firmadas de un 6,6%.

En la Comunitat se firmaron 7.094 viviendas, mientras que en el mismo mes del año pasado se constituyeron hipotecas respecto a 6.683 casas. Mientras que el incremento en las provincias de Alicante y Valencia es similar, en torno a 250 viviendas más que un año antes, Castellón experimentó este agosto un descenso de la firma de créditos hipotecarios cercana al 18%, pues se ha pasado de constituir 1.104 hipotecas en agosto de 2008 a firmarse 914 en el mismo mes de este año.

Las Provincias 28/10/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp