Más de 400 comercios de electrodomésticos esperan reflotar con el Plan Renove

Un cementerio de electrodomésticos colmado de aparatos a la espera de ser reciclados tal y como obliga la normativa europea. Ningún tipo de comercio ha escapado al frenazo en seco del consumo, pero los relacionados con el sector del hogar, que tienen en mayor o menor medida más dependencia de la construcción, son lo que se han llevado la peor parte.

Las tiendas de electrodomésticos de Alicante esperan como no lo habían hecho en las dos ediciones precedentes el inicio del Plan Renove, la última esperanza junto a la campaña de Navidad, para reactivar las ventas y salir airosos en el balance de final de año.

El secretario general de la Federación Alicantina del Comercio y la Pequeña y Mediana Empresa (Facpyme), Francisco Rovira, es relativamente optimista en este sentido, pues considera que «este tipo de subvenciones suelen ser efectivas para estimular el consumo», aunque la finalidad del Plan Renove que impulsa la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN) no sea precisamente esa, sino agilizar la sustitución de aparatos viejos por otros más eficientes con el fin de reducir la factura energética.

Los consumidores que adquieran electrodomésticos de clase A o superior ( A+ Y a++) recibirán un descuento que puede llegar a los 125 euros si los compran a partir del 26 de septiembre, que es cuando comienza la tercera edición del Plan Renove, que este año ha incrementado su presupuesto hasta los 7 millones de euros, uno más que en 2007. El plazo expira el 26 de noviembre o hasta que se agote la dotación económica.

Los electrodomésticos que se integran en el Plan Renove son frigoríficos, congeladoras, lavadoras, lavavajillas y, como novedad de este año, los hornos y encimeras de inducción.

En toda la provincia existen más de medio millar de establecimientos que se dedican a vender electrodomésticos, de los cuales aproximadamente 400 volverán a acogerse este año al programa de ayudas. Al margen de los grandes almacenes y algún que otro comercio aislado, la inmensa mayoría pertenecen a cadenas especializadas de ámbito provincial, nacional o multinacional.

Al igual que en el resto de los comercios, la crisis ha obligado a realizar reajustes de plantilla que han provocado despidos o, cuando menos, no renovación de los contratos temporales. Sin embargo, ni a Rovira ni a Martín Quirós, portavoz de la asociación de grandes superficies ANGED en la Comunitat, le consta que este año haya cerrado ningún establecimiento dedicado a la venta de electrodomésticos en Alicante.

De hecho, a pesar de que el distribuidor Prometheus Electronic, que nació fruto de la fusión de Master Cadena e Idea Electrodomésticos, presentó a principios de este verano ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid una solicitud de concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos), la tienda de Master Cadena en Alicante todavía no ha cerrado sus puertas, aunque es previsible que lo haga en cuanto liquide lo que le queda en stock.

El plazo de los comercios para adherirse al Plan Renove se abrió el pasado 19 de junio y aunque en principio expiraba antes del 26 de septiembre, se prolongará incluso una vez comenzada la campaña, según confirmaron ayer desde la Conselleria de Infraestructuras, departamento del que depende AVEN.

Lo único de lo que se tiene que encargar el comerciante es de tramitar la subvención con la Generalitat Valenciana una vez que se cierra la adquisición de un nuevo electrodoméstico, y de retirar el viejo aparato de la vivienda para trasladarlo a un gestor de residuos autorizado.

La etiqueta energética aparece en todos los electrodomésticos e indica cuál es su grado de eficiencia. Así, los electrodomésticos se catalogan de la A, que son los más eficientes al consumir menos del 55 % de la media, a la G, que son los que más energía consumen, por encima del 25% del consumo medio.

El cambio de todos los electrodomésticos previstos en el Plan Renove por otros de clase A, puede suponer un ahorro económico de 200 euros al año en la factura de la electricidad de una familia, según los cálculos de AVEN. Otra cosa bien distinta es que las economías domésticas estén para acometer una inversión de ese calibre en los tiempos que corren.

Fuente: Las Provincias 15/09/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp