País Vasco: Competencia se atasca en el hiper

– Las grandes superficies siguen sin abrir en Euskadi en domingos o festivos

– El Tribunal no se decide a tomar medidas ante la presión de los sindicatos

Las grandes superficies vascas siguen gafadas. Pese a haber presentado al Servicio de la Competencia, y este al Tribunal, el listado con los domingos y festivos que han elegido para abrir sus puertas, Euskadi seguirá siendo, un año más, la única comunidad española en la que los grandes centros comerciales cerrarán a cal y canto.

La presión sindical está funcionando a todos los niveles. Pese a la cicatriz que separa a las fuerzas nacionalistas de CC OO y UGT, en este tema han hecho piña y eso se nota. De hecho, han logrado incluso bloquear al propio Tribunal de la Competencia, que, pese a tener ya todas las cartas sobre la mesa, lleva desde diciembre de 2009 sin decidirse a dar carpetazo al tema en uno u otro sentido.

Mientras tanto todo sigue igual. Las empresas no se atreven a abrir y los clientes de última hora o bien llenan el Opencor de Bilbao, o rematan la última hora en los bazares chinos de las tres capitales, con horarios más flexibles.

«Estamos esperando a ver si los sindicatos flexibilizan algo sus posturas», dijo a EL PAÍS, el presidente del Tribunal, Juan Luis Crucelegi. «Les hemos emplazado a que flexibilicen sus posturas y liberalicen las aperturas, pero de manera unánime nos responden que el cierre en domingos y festivos es un logro al que no están dispuestos a renunciar», criticó.

No es un problema nuevo, pero es «inaceptable» según coinciden oficiosamente en la patronal de grandes superficies, ANGED. Las empresas no quieren hablar de este asunto y todas miran al Tribunal de la Competencia en busca de que resuelva de una vez por todas y normalice una situación «insostenible y más en tiempos de crisis».

Curiosamente además el Tribunal ya sentó las bases de la solución en diciembre de 2009, al cerrar el expediente que abrió en 2007 y en el que concluía que las empresas pactaron en 2005 -en el marco de la denominada Mesa de Consenso sobre Horarios Comerciales- mantener cerrados sus centros en Euskadi en domingos y festivos, para evitar una guerra con todos los sindicatos. Entonces el tribunal emitió un dictamen en el que evitaba sancionar a las grandes superficies, pero a cambio de ese perdón tenían que presentar un listado con sus domingos y festivos preferentes.

Un listado con el que el Tribunal de la Competencia elaboraría, de forma inmediata, un calendario de aperturas, dentro de los ocho que le permite la legislación, y después se lo remitiría al Gobierno para que este dictara a su vez una orden dando cobertura a las grandes superficies para que pudieran abrir sin miedo a represalias. Pese a que las grandes superficies ya remitieron el pasado año sus calendarios con las preferencias, el asunto sigue atascado en Competencia. «Estamos estudiando pedir al Gobierno una regulación específica sobre las aperturas que nos han propuesto las grandes superficies, pero antes nos gustaría llegar a un acuerdo con los sindicatos para que al menos permitan una apertura», especificó Crucelegui. El próximo intento lo van a hacer en el marco de los cursos de verano de la UPV, en San Sebastián, donde coincidirán Tribunal, patronal y sindicatos para hablar de los horarios comerciales.

El problema es que los sindicatos no dan su brazo a torcer, y ante esa coyuntura, el Tribunal no se atreve a decidir. Ni siquiera decide ante la perspectiva de que una regulación específica pudiera ayudar a la creación de empleo, porque en algunos casos las empresas, o bien contratarían personal específico para atender los comercios esos días, o bien tirarían de voluntarios.

En el caso del Opencor Bilbao los sindicatos intentaron por todos los medios que los domingos y festivos, sus actividades comerciales se limitarían a panadería, cafetería y prensa. Algo que no han conseguido. ELA, LAB, CC OO y UGT recibieron la apertura con una serie de movilizaciones que concluyeron con una manifestación el día 19 de diciembre, en contra de la apertura de domingos y festivos.

En junio de 2010 el propio Crucelegui criticó a los sindicatos al asegurar que, «en tiempos de crisis, no se pueden reivindicar cosas que frenan el desarrollo y el consumo». Lo dijo en el contexto de la cuarta Jornada de la Competencia organizada por el tribunal en colaboración con el Club Financiero de Bilbao.

Dieciocho horas diarias de éxito

La única experiencia parecida en Euskadi a la apertura en festivos es la ampliación del horario comercial del Opencor de Bilbao. Un total de 2.500 clientes realizan compras los sábados en la filial del Corte Inglés de Bilbao, el día que se nota más el meneo de consumidores, frente al millar de media que se registra de lunes a viernes.

El Opencor de Alameda Recalde es «la demostración de que hay mercado para abrir este tipo de días», indican fuentes del sector. Abierto hace tres meses en el corazón del Ensanche bilbaíno mantiene el mismo sello que las más de 200 tiendas que tiene el Corte Inglés operativas por toda España. Trabaja 18 horas diarias durante los 365 días del año. «Estamos a pleno rendimiento», dijo una operaria del comercio a las 19,30 de ayer, en pleno lunes de Pascua.

La tienda abre a las siete de la mañana y cierra a la una de la madrugada pese a que la normativa le permitiría funcionar durante todo el día. Pero las ventas más sustanciales se realizan precisamente los fines de semana y sobre todo los domingos. El gasto medio es muy pequeño, de apenas ocho euros y para primeros de abril el comercio había anotado ya el cliente 100.000. Se trata de una iniciativa que según ciertas fuentes, puede comenzar a cambiar el panorama en Euskadi. Ese hecho y el rumor de que Mercadona ha decidido instalarse en Bilbao, aunque sin ningún tipo de confirmación oficial, podrían alentar a otras cadenas de distribución a aumentar sus horarios. Mercadona no abre ni en domingos ni en festivos, pero su penetración en los mercados es brutal, así que podría hacer que las demás compitieran en esos espacios, todavía -debido a la presión sindical- intocables. Mercadona tiene en Facebook más de 8.350 seguidores que claman por un Mercadona en Bilbao. De momento sólo van a abrir en las fronteras. En Castro Urdiales, al oeste de Euskadi van a instalar uno y en el sur otro, este en Miranda de Ebro. En esta ciudad burgalesa ya hay uno, pero pequeño.

El proyectado es muy grande para acoger a los miles de peregrinos de la marca que viajan desde Euskadi.

Seis años de sequía

– 2005. Las grandes firmas de distribución pactaron en 2005 cerrar todos los domingos y festivos para no abrir una guerra sindical.

– 2009. El Tribunal de la competencia descubre el pacto pero no les sanciona a cambio de que faciliten las aperturas deseadas.

– 2010. El Servicio de la Competencia recibe las recomendaciones de las empresas y lo traslada al Tribunal, que mantiene la resolución a la espera.

 

El País 26/04/2011 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp