Cerrado por la crisis

Los comerciantes detectan menos clientela y un consumidor que ahora se fija más en el precio. Y el volumen de tiendas del área metropolitana que han bajado la persiana aumenta. En algunas zonas llega al 15% del total.

 

El 80% de empresarios encuestados en el Baròmetre del Comerç Urbà de la Fundació Comerç Ciutadà constata un descenso del número de visitantes a sus tiendas en el último semestre de 2008, un periodo que uno de cada tres califica de «malo» o «muy malo».

 

El consumo diario resiste

 

Desde la Fundació Barcelona Comerç se afirma que en los principales ejes comerciales de la ciudad «no hay percepción de desastre», principalmente en tiendas de consumo diario. «El comercio de toda la vida acostumbra a ser el último receptor de la crisis», explica Joan Mateu, portavoz de esta fundación, que recuerda que «si la gente viaja menos o no compra coches, tiene más dinero».

 

Pese a ello, Mateu sitúa la cifra máxima de cierres en Barcelona sobre el total de locales de una zona en el 12%. Hay estudios que la elevan al 15%, como el realizado en el centro de Mataró. En los ejes comerciales barceloneses la cifra se reduce al 5%.

 

Esto ha comportado un aumento del stock de locales y la «desaparición del pago de traspasos» por los locales en alquiler, según Mateu. Cuando quedan vacíos, son adquiridos sin un pago al anterior inquilino, como sí sucedía antes.

 

La crisis no está cebándose en los trabajadores del sector. Según el sondeo de FCC, sólo un 17% de comerciantes ha reducido su plantilla. «Es un sector estable que no genera paro», razona su presidente, Jordi Rotllan.

 

Además, un 72% dice que su clientela sólo se fija ahora en el precio. «El botiguer percibe que el precio tiene una importancia que antes no tenía», afirma Rotllan. Pero los comerciantes apuestan por «mejorar la atención al cliente» antes que por rebajar precios, porque, según Rotllan, «no pueden luchar con las grandes superficies».

 

El comercio ya no es «refugio». Su receta: «ser prudente».

 

LOS AFECTADOS

 

Más usuarios de servicios sociales

 

Los servicios socia les de Barcelona atendieron en 2008 a 185.000 personas, un 16% más que en el año anterior. El Ajuntament calcula que uno de cada tres barceloneses en riesgo de exclusión social no se ha incorporado a itinerarios de inclusión. Para el segundo teniente de alcalde de Acció Socia l i Ciudadanía, Ricard Gomà, atender a todos es «una aspiración moral» del Consistorio. La crisis se refleja sobretodo en los comedores sociales, que han aumentado el número de menús despachados un 33% en febrero (2.733) respecto a diciembre. CiU reclamó ayer actualizar el Pla d’Acció Social, de 2005, y adaptarlo a la crisis.

 

EL APUNTE

 

Cae un 11% la llegada de turistas a Cataluña

 

Cataluña recibió en los dos primeros meses del año a 1,3 millones de turistas extranjeros, lo que representa un descenso del 11% en comparación con los dos primeros meses de 2008. Pero la crisis va a peor, ya que si sólo se tiene en cuenta el mes de febrero, el descenso alcanza el 13%. Los franceses siguen siendo los principales visitantes y han caído un 7,4%. Destaca el descenso del 30% del mercado británico.

 

ADN 24/02/2009 vía SIP AGECU

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp