Los comerciantes apuestan por más gestión y menos quejas ante la crisis

Representantes de medio centenar de asociaciones de la provincia consideran superado el actual modelo de reivindicación y proponen ofrecer a los vendedores nuevos instrumentos para «recuperar la alegría»

 

Cerca de medio centenar de asociaciones de comerciantes de toda la provincia acordaron ayer en Castalla replantear su modelo de funcionamiento. Los vendedores consideran que la crisis obliga a estos colectivos a «pasar de la representatividad a la gestión», es decir, frente a la reivindicación como principal actividad, pasar a ofrecer a sus asociados servicios que «devuelvan la alegría» al sector, según explicó ayer el secretario general de Facpyme, Francisco Rovira.

 

La citada federación organizó la jornada de ayer con el apoyo y de Covaco -Confederación Valenciana del Comercio-. También participaron el presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Pedro de Gea, y representantes de 47 asociaciones de toda la provincia.

 

«Lo que se ha hecho por primera vez en la historia del movimiento asociativo de los comerciantes es una autocrítica. Porque hay que pasar de la representatividad a la gestión», explicó ayer Rovira tras el encuentro convocado para plantear el futuro de estas organizaciones en un momento de crisis como el actual.

 

Rovira apuntó que el modelo hasta ahora vigente «está finiquitado, porque en vez de tanto estar en contra de, hay que pensar en trabajar juntos para conseguir objetivos». El portavoz de Facpyme recuerda que en los últimos años se han creado asociaciones, por ejemplo, porque en una calle se iniciaban unas obras y al acabarse se desmembraban. Pero la situación económica actual requiere «defender el modelo de formato que pueda unir a todos, por ejemplo a la ciudad frente a la periferia».

 

Fidelizar al cliente

Por su parte, el presidente del Colectivo por Alicante apunta que una de las ideas que ayer surgieron fue la de «crear una tarjeta de fidelización para toda la provincia porque ofreciendo ventajas se devuelve la alegría a los comerciantes». Otro ejemplo que surgió en la jornada de ayer fue que localidades como las de la Foia de Castalla realicen campañas conjuntas para potenciar esta comarca juguetera.

Además, las organizaciones pueden ofrecer al vendedor servicios jurídicos o de asesoría, que les permitan reducir costes. «Como empresarios que somos, pretendemos ofrecer a nuestros asociados colaboración empresarial», apunta Rovira.

 

«Hay que salir de casa ya llorados»

 

El secretario general de Facpyme apuntó ayer que una de las ideas que se repitieron en la jornada de ayer es la de que, frente al desánimo o la apatía que genera la crisis, a las asociaciones deben ser generadoras de confianza». «Lo que hemos dicho hoy es que hay que salir ya llorados de casa e intentar imprimir ilusión», apunta Francisco Rovira tras un puente festivo que los comerciantes de Alicante califican de «flojo».

 

También se planteó la necesidad de que las asociaciones dependan menos de las Administraciones para poder expresarse con mayor libertad «y pasar a la gestión empresarial para dejar de ser ONGs». Es decir, apunta Rovira, que las entidades ofrezcan un catálogo de productos que les den un valor añadido y se les ponga un precio, frente al modelo actual en el que algunos presidentes incluso aportan dinero a la asociación y se encuentra gran dificultad para proceder al relevo generacional.

 

Diario Información 24/03/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp