El comercio minorista no levanta cabeza

Las ventas en el comercio minorista volvieron a caer un 2,3% en abril (un 1,8% en la C. Valenciana), según los datos del INE. Los datos de empleo no son mejores, ya que encadenan veinte meses de destrucción de puestos de trabajo.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) dejan lugar a pocas dudas. El comercio minorista no levanta cabeza. Los últimos datos de ventas indican que el sector no ha tocado fondo y encadena veinte meses consecutivos de destrucción de empleo. Las ventas volvieron a caer un 2,3% respecto al año anterior, mientras que el número de trabajadores también se redujo un 1,7%.

La situación ha llegado a tal extremo que Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que representa a los 800.000 autónomos empleados en el sector, ha llegado a comparar el comercio minorista con la construcción y ha solicitado al Gobierno un plan de rescate. «En España ya han cerrado 15.000 comercios en lo que va de año» señaló Lorenzo Amor, para quien el repunte de ventas de marzo (un 3,6% de media) fue sólo un «espejismo» achacable a las rebajas de invierno.

Una de las mayores caídas de abril dentro del sector correspondió a la alimentación, con un retroceso del 2,5%. Se trata, precisamente, de uno de los subsectores en los que se está registrando una mayor movilidad en la Comunitat Valenciana, con numerosos proyectos de expansión de las grandes cadenas de supermercados que, por otro lado, fueron las que resultaron menos perjudicadas por la bajada en las ventas (un 0,3%, frente al 3,5% de las pequeñas cadenas.

Las tiendas más pequeñas

Asímismo, la destrucción de empleo afectó en mayor medida a las pequeñas cadenas de venta (un 3,8%) y las grandes superficies (2,4%). Sin embargo, el menor retroceso se produjo en las empresas más pequeñas -las unilocalizadas-. Algo lógico, según señala Isabel Cosme, presidenta de la Confederación de Comercio de la Comunitat Valenciana (Cecoval), por la propia estructura de estas empresas. «Nuestras plantillas ya están muy ajustadas, cuando se destruye empleo es poque ha tenido que cerrar el comercio». Pese a ello, destaca el peso de este pequeño comercio. «Sólo en la Comunitat Valenciana hay cerca de cien mil empresas con más de trescientos mil empleados»., señala.

Isabel Cosme considera que el problema no está tanto en el último descenso de las ventas, como en la duración de la crisis. «No vemos el final y las perspectivas no son precisamente buenas».El incremento del IVA y las últimas medidas de ajuste económico «van a provocar una nueva caída del consumo», vaticina la responsable de Cecoval. «Hace falta que se pongan en marcha medidas que incentiven el consumo porque ya no podemos bajar más nuestros márgenes», señala.

Levante 28/05/2010 (Ver noticia)

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp