El pequeño comercio tacha a Competencia de fundamentalista

«Es una opinión fundamentalista y pasada de moda, nadie puede creer ahora que es suficiente con que el mercado se autorregule». El secretario general de la Confederación Española de Comercio, Miguel Ángel Fraile, cargó ayer así contra el informe publicado el lunes por la Comisión Nacional de Competencia, que aboga por aprovechar la aplicación de la Directiva europea de Servicios para eliminar la intervención autonómica en la autorización de grandes superficies comerciales.

 

Competencia pide que se aproveche la reforma inducida por la norma europea para suprimir la segunda licencia autonómica en el ámbito comercial y eliminar el tratamiento diferenciado a las grandes superficies que recoge la actual Ley de Comercio. «La Directiva de Servicios exige más simplificación administrativa, más seguridad jurídica, más transparencia, pero también dice que no debe alterarse el reparto competencial entre las distintas administraciones», advirtió el representante de los pequeños y medianos comerciantes.

 

Decisión municipal

El Ministerio de Industria está decidido a suprimir la segunda licencia y dejar la autorización en manos de los municipios, pero plantea preservar las competencias autonómicas al reservarles la elaboración de un informe vinculante; se pronunciarían sobre los efectos de la apertura de grandes superficies en el patrimonio, el medio ambiente y el ordenamiento urbanístico. Fraile defiende este esquema, pero no que el Gobierno fije por ley la definición de gran superficie (un centro más de 2.500 metros cuadrados, según Industria), que dejaría a la «tutela autonómica».

 

En el extremo opuesto se sitúa Anged, la patronal de las grandes empresas del sector, que aboga por la liberalización del comercio.

 

El País 08/04/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp