La Comunitat lidera la caída de ventas del comercio en febrero

Las ventas del sector minorista a precios constantes (descontando el efecto de la inflación) bajaron en la Comunitat Valenciana un 15,4% en febrero, la mayor bajada entre las comunidades, a pesar del esfuerzo que realizaron muchos comercios para alargar las rebajas y lanzar nuevas promociones. En lo que llevvamos de año, la Comunitat lleva un descenso de facturación de una media de un 11,1%, una de las mayores.

 

El sector del comercio minorista sufre como ningún otro el frenazo en el consumo de los hogares, que tiene amordazada a la economía y amaga con introducir un nuevo actor, la deflación, en el escenario de la crisis por el exceso de oferta. Las ventas al por menor registraron en febrero un desplome en el conjunto de España del 11,7% respecto del mismo mes de 2008. La caída afectó a todos los modos de distribución, desde pequeñas tiendas tradicionales a grandes superficies, y se tradujo en más paro en toda España.

 

Toneladas de ropa, decenas de miles de electrodomésticos y otros equipos del hogar duermen en los almacenes de los comercios a la espera de que escampe la recesión y se reactive la demanda.

 

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la caída del 11,7% en las ventas del mes pasado es la mayor desde que existen registros. Si se elimina el efecto calendario -la diferencia en el número de días hábiles que tiene un mes en los distintos años- la disminución es algo menor y alcanza el 9,1%.

 

Este ajuste se debe a que 2008 fue un año bisiesto, y por tanto el mes de febrero tuvo un día más.

 

El desglose por tipo de productos evidencia una disminución de las ventas del 8,8% en el sector de la alimentación, y del 12,6% en los productos no alimenticios. Entre estos últimos, destaca el hundimiento del 24,3% en las transacciones al por menor de equipo del hogar. Las ventas de combustible para la automoción en las estaciones de servicio registraron, una vez descontado el efecto precios, un descenso del 5% respecto al mismo mes de 2008.

 

 

Tiendas tradicionales

Todos los modos de distribución experimentaron una reducción en las ventas. La peor parte se la llevaron las pequeñas cadenas -aquellas con menos de 25 tiendas y cincuenta empleados- y las grandes superficies -locales tipo hipermercado, con más de 2.500 metros cuadrados-, cuyo negocio se redujo un 12,8% y un 11,7%, respectivamente.

 

Las ventas en tiendas tradicionales, de un solo local, disminuyeron un 10,7%. La caída en las grandes cadenas comerciales -tipo supermercado, con más de 25 tiendas y cincuenta empleados pero menos de 2.500 metros cuadrados- fue del 7,2%.

 

En cuanto al empleo, el índice general de ocupación en el comercio minorista disminuyó un 3,7%. Canarias fue el territorio que creó más paro, al reducirse el empleo en el sector un 5,4%. Le siguieron Aragón (5,2%), Castilla La Mancha (5%) y Baleares (4,5%). En la Comunitat, el descenso del empleo fue de un 3,4%.

 

Las Provincias 01.04.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp