Las Cámaras alertan de que la Comunitat sufrirá una subida del paro mayor que la media española

La crisis está pillando a la Comunitat por un argumento clásico a la hora de castigar a los niños: por no hacer los deberes. Mientras las vacas eran gordas, durante los últimos años, de la economía valenciana tiraron los sectores de siempre, aquellos que se basan en actividades intensivas de mano de obra (construcción, turismo, distribución comercial), sin que la cualificación del trabajador mejorase, sin ahorro, con mayor deuda y con un gasto en I+D+i inferior a la media española. Se fue a lo fácil, y con la llegada de las vacas flacas, se sufre, y se sufrirá lo más difícil de sobrellevar en una crisis: el paro.

El apartado dedicado a la situación de la Comunitat y sus perspectivas a mediados de 2008, incluido en el informe sobre la primera mitad del año elaborado por las Cámaras de Comercio, es demoledor.

El estudio repasa la coyuntura valenciana, y señala que la economía, desde 2000, ha crecido a menor ritmo que la media nacional; que el ritmo de deterioro del mercado laboral es «rápido» en los últimos meses; que la cualificación de la mano de obra es inferior a la media española; que el gasto en I+D+i es también insuficiente, por lo que la competitividad brilla pro su ausencia; y que el ahorro es escaso y el nivel de deuda es demasiado alto.

De este modo, las inquietudes respecto a la Comunitat son muchas. El informe de las Cámaras de Comercio señala que la ralentización de los sectores en que se ha basado el modelo productivo valenciano «generará un incremento del desempleo más acentuado que la media española».

También se indica la necesidad «prioritaria» de dotar de recursos hídricos a una economía necesitada del turismo y de la producción agroalimentaria. El análisis de la institución cameral apunta a las dificultades que encuentra la industria valenciana para su crecimiento por la escasa inversión en I+D+i, así como la necesidad de mejorar las infraestructuras.

No obstante, también hay elementos positivos en el análisis de las Cámaras. El estudio señala que la densidad de empresas en relación con la población está por encima del promedio español. Además, se subraya que el desarrollo de infraestructuras ha potenciado la exportación y la vertebración territorial.

«El fuerte crecimiento de la población junto al alza del desempleo puede provocar un rápido incremento del gasto público autonómico de carácter social, y la desaparición del superávit», se alerta desde el informe.

En cualquier caso, no son los valencianos los únicos que lo pasan mal, ni lo serán en un futuro, a tenor de la demanda de pactos y consenso de Gómez-Navarro.

El presidente de las Cámaras de Comercio, el ex ministro socialista Javier Gómez-Navarro, emplazó a todos los grupos políticos a «revisar» los llamados Pactos de La Moncloa para afrontar la crisis económica, dentro de un proyecto más amplio en el que habrían de participar las comunidades autónomas. El Consejo Superior de Cámaras pidió ayer un pacto de Estado, liderado por el Gobierno y con la participación de los partidos políticos, empresarios, sindicatos y autonomías, para hacer frente a la crisis económica una vez analizados todos las previsiones del PIB para este año y el próximo.

Gómez- Navarro explicó que ese acuerdo debe dar lugar a un plan de acción «coherente y coordinado» entre todos los ministerios y liderado por el Gobierno, dada la «complejidad» de la situación por la que atraviesa la economía del país.

Entre otras propuestas, el presidente de las Cámaras de Comercio indicó que este plan debe incluir medidas que garanticen el suministro de liquidez de las empresas a través de un incremento de los recursos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que, además, tendría que tener un «campo de actuación mayor».

Consideró necesario un pacto de rentas que evite la formación de una espiral precios-salarios. Explicó que el 80% de la inflación está provocada por factores externos al propio funcionamiento de la economía española, por lo que pidió que trabajadores y patronal lleguen a un acuerdo para la moderación de salarios y de márgenes empresariales.

Gómez-Navarro también consideró necesario reducir las cotizaciones sociales para poder competir con países como China, India o Marruecos. Así, abogó por buscar una nueva fórmula de financiar el sistema de protección social y puso como ejemplo el caso de Alemania, que ha empezado a reducir las cotizaciones sociales, pero ha subido el IVA.

Fuente: Las Provincias 28.07.08

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp