Los empresarios alicantinos lideran la captación de préstamos de ICO-Liquidez para sus negocios

Trabajadores en un pequeño taller de automoción de Alicante. Los empresarios alicantinos, al igual que los del resto del país, han sido muy críticos con las ayudas a la financiación establecidas por parte del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Denuncian el retraso en su aplicación práctica y la excesiva burocracia para llegar a ellas. Sin embargo, la fuerte crisis existente les obliga a explotar todas las vías de captación de recursos, más aún cuando los bancos y cajas abren el grifo del dinero con cuentagotas. De ahí que las pymes de la provincia estén a la cabeza en los préstamos respaldados por el Estado, superando a Madrid y Cataluña.

 

La novedosa línea ICO-Liquidez puesta en marcha por el Ministerio de Economía y Hacienda para ayudar a los pequeños empresarios y autónomos españoles -muy cuestionada por su tardanza para ser efectiva- evidencia que desde enero hasta mediados de marzo se han facilitado préstamos a 2.645 mercantiles de la Comunitat Valenciana, con un importe total de 119.149.238 millones de euros, lo que la sitúa al frente del ranking de autonomías, tal como informó ayer el Instituto de Crédito Oficial a LAS PROVINCIAS.

 

El volumen económico concedido a las pymes y autónomos de la Comunitat representa el 21,66% del total concedido en todo el territorio nacional, que asciende hasta ahora a 549,9 millones de euros. Dicho porcentaje, al igual que en número de beneficiarios, casi duplica al obtenido por madrileños y catalanes.

 

Y es que a pesar de la difícil coyuntura y de la incertidumbre, los empresarios alicantinos vuelven a demostrar su carácter emprendedor y ese rasgo de luchadores que les ha caracterizado históricamente. Por ello, vuelve a convertirse en el mejor ejemplo a la hora de intentar explotar todas las posibilidades de financiación, como es en este caso la línea ICO-Liquidez, cuya razón de ser es la financiación del gasto corriente de los negocios.

 

El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa de Alicante (Cepyme), Juan José Sellés, ha hecho hincapié siempre en que «los problemas de financiación siguen ahí». De hecho, el acceso al crédito para circulante sigue siendo la máxima prioridad para el 82,3% de las pymes, tal como corrobora la última encuesta de financiación de las Cámaras de Comercio.

 

Sellés admite en que «los empresarios optan por acudir al ICO, a pesar de que lo que único que se ofrece es transformar la deuda a corto plazo en préstamos a tres años, con un interés fijo del 5%». Sostiene que «la línea Liquidez no sirve para obtener un crédito nuevo, cuando vas a las entidades no te lo dan, se queda en una simple fórmula de aplazamiento de las pólizas, con una moratoria de 6 meses, pero que cuando vence te encuentras con una letra que afrontar que se suma a la escasa rentabilidad actual de tu negocio».

 

El Instituto de Crédito que dirige el valenciano Aurelio Martínez, aporta el 50% de los fondos de los préstamos de liquidez y el 50% restante las entidades colaboradoras.

 

El mayor esfuerzo de financiación que hacen ahora estos bancos y cajas se interpreta también desde un punto de vista egoísta para evitar que la morosidad se incremente y tengan que hacer más dotaciones.

 

Las Provincias 24.03.09

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp