Menos gastos, pero más tarjetas

El gasto se reduce a pasos agigantados: hasta un 15% podría acortarse este año, según la patronal del comercio. Sin embargo, que el consumo se reduzca no quiere decir que los ciudadanos ‘tiren’ menos de las tarjetas para financiar sus compras a plazos. Y la mayoría de las grandes entidades están comercializando, junto a los préstamos personales, las tarjetas denominadas ‘revolving’. Fuentes de algunas de estas entidades han reconocido que este producto es un filón, sobre todo en épocas de consumo elevado.

 

Entre las ventajas de este tipo de tarjetas se encuentra el hecho de que puede escoger una cuota mensual, trimestral e incluso anual y puede cambiar el modo de pago (una cuantía concreta cada mes, un porcentaje de la deuda que se mantenga, un pago mensual…). Entre las novedades, se encuentran la ‘Hop!’ (Popular), la ‘Pago fácil’ (Santander) o la ‘Tres meses sin’ (BBVA).

 

Sin embargo, hay que saber utilizar las tarjetas ‘revolving’ con cierta prudencia. Evite abusar de este producto, pues puede generar una deuda, que se va regenerando con el paso del tiempo, sobre todo si se mantiene a largo plazo.

 

Las Provincias 21/12/2008

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp