Nueva vuelta de tuerca a las rebajas: ¿Quién da más?

Noches de hotel gratis al contratar un tratamiento capilar, básculas de regalo en la compra de pastillas adelgazantes, billetes de autobús a un euro por la compra de otro… Bienvenidos al loco mundo de las rebajas en el que se ha convertido el comercio español. La crisis, con la consiguiente caída del consumo a todos los niveles, ha provocado que surjan todo tipo de acciones para conseguir vender algo. Sin duda, la crisis ha agudizado el ingenio del comercio, que trata a la desesperada de atraer clientes no sólo con grandes descuentos, sino con promociones peculiares que llegan incluso a rozar lo insólito.

 

Las rebajas, que algunos piensan que van a desaparecer por la extensión a todos los negocios del low cost, tampoco sirven ya. Como publicó este periódico, el sector textil adelantó este año los descuentos varias semanas e incluso meses, sin resultado. Este año el textil va a facturar un 15% menos, la mayor caída en una década. Lo mismo se puede decir de otros sectores, como el del automóvil (Ford puso todos sus coches a la venta con un descuento del 25%).

 

A lo largo de los últimos meses hemos visto promociones insólitas para paliar la crisis. Por ejemplo, en la cadena de restaurantes 100 Montaditos se daban los bocadillos a un euro todos los miércoles, mientras que para los domingos se dejó toda la bebida a 50 céntimos. La respuesta de otra cadena, Cañas y Tapas, fue invitar a un caña si se pedía media ración y a dos cañas por la ración entera. “Parece que no, pero estamos ante un movimiento casi sociológico, donde es posible que a partir de ahora sean obligatorias este tipo de promociones para diferenciarse de los competidores”, dice un directivo del sector. “Comparado con vuestro negocio, el de la prensa, es como cuando los periódicos empezaron a regalar tazas de té o colchones con el diario. Ahora ya no hay forma de vender un periódico si no regalas algo”, insiste.

 

50 euros

El 2×1 y el todo a 100 han muerto. Ahora lo que se lleva es regalar vales descuento por valor de 50 euros que pueden, incluso, reembolsarse en la cuenta corriente del propio cliente. Tal es el caso de Nespresso, que regala hasta el próximo 2 de febrero cupones de 50 euros por la compra de sus máquinas de café. Panasonic, por su parte, regala 100 euros hasta el próximo 15 de enero por la compra de un televisor Viera más un Blu-ray.

 

Las devoluciones económicas son el tipo de promoción más extendida entre los comercios, que agudizan ahora su ingenio al máximo en plena cuesta de enero. Adelgazar o apuntarse al gimnasio son algunos de los propósitos más habituales en el nuevo año, proyectos que las propias compañías ya se están encargando de facilitar. Basta con acudir a la farmacia y echar un vistazo rápido a las promociones en la compra de productos adelgazantes que prometen resultados espectaculares en tiempo récord. Y para comprobarlo, qué mejor que una báscula de regalo por la compra de los comprimidos 4321 Ultimate.

 

Sin embargo, si usted prefiere adelgazar por la vía tradicional también puede aprovecharse de la promoción 2×1 de Holiday Gym. Aunque si eso no le basta para mejorar su imagen, puede acudir a las clínicas y aprovecharse, de paso, de sus promociones. ¿Está usted falto de pelo? Corporación Capilar le regala una noche de hotel y el desplazamiento a  la Clínica Teknon de Barcelona en los tratamientos de microinjertos capilares. Para ellas también hay promociones relacionadas con el negocio de la estética: las clínicas quieren ganar nuevas clientas que contraten sus servicios de fotodepilación en pleno invierno. “Medias piernas más axilas, gratis”, rezaba una de las últimas promociones de Corporación Dermoestética.

 

Democratizar los precios

La crisis ha democratizado los precios de multitud de servicios antes sólo accesibles a unos pocos. Por ejemplo, el exclusivo hotel Palace de Madrid ya ofrece cenas de tres platos por 37 euros.

 

Además, para los menores de 35 años, también es posible disfrutar de un menú por 35 euros con dos platos y un Schweppes Spirit para beber. Esta promocion, pactada con la Comunidad de Madrid y que en principio iba a acabarse en diciembre pasado, se ha ampliado ahora a 2009. “Nos ha ido bien con esta acción comercial y la hemos renovado”, aseguran desde el hotel Palace.

 

Estos precios contrastan con los cerca de 69,5 euros cobrados los domingos por disfrutar de un buffet acompañado de música clásica en directo.

 

Si su bolsillo no está para lujos y sufre al máximo las estrecheces de la crisis, siempre puede aprovecharse de las nuevas promociones de las franquicias y las cadenas de comida rápica como Vips, Ginos, Café y Té, Rodilla o Burger King, entre otras. Por ejemplo, en Rodilla es posible disfrutar de la revista Nuevo Estilo, Elle o De Viajes al pedir un Nestea en el menú. En otras cadenas se invita al acompañante o a los niños a cenar gratis.

 

Las propuestas más curiosas llegan, sin embargo, de los pequeños restaurantes. Algunos establecimientos locales no sólo han introducido descuentos en sus menús diarios para hacer frente a las cadenas de comida rápida (cuyas ventas siguen creciendo pese a la crisis), sino que ofrecen ya descuentos para desempleados, como sucede en la cafetería Alborada, en Ames (La Coruña). Algunos han optado por incluir el postre y el café en el precio del menú, cuando antes sólo era postre o café. Todo vale.

 

Plan renove

La crisis castiga a pequeñas y grandes compañías, que adoptan nuevas estrategias promocionales tipicas de otros mercados. Las firmas de electrodomésticos, como Solac o Braun, han potenciado con la crisis sus promociones de plan renove, típicas del sector automovilístico. Eso sí, dichas promociones son ahora más numerosas gracias a que en varias comunidades existen ayudas públicas para el cambio de electrodomésticos para favorecer el medio ambiente y luchar contra el cambio climático.

 

Este nuevo modelo de negocio para el comercio puede ser una solución para el corto plazo pero a medio y largo plazo puede obligar a las empresas a tener que mantener estas promociones.

 

Para las grandes cadenas con marcas reconocidas será más fácil. Por ejemplo, ahora muchas tiendas de muebles se han lanzado a enviar gratis el producto a las casas. Incluso Ikea ha tenido que sucumbir a esta práctica. Cuando vuelva la senda alcista para el consumo, quizá para Ikea sea más fácil volver a lo anterior, pero para el resto… En cualquier caso, lo importante de esta avalancha de promociones es que está dibujando un nuevo mapa en el comercio español, que camina poco a poco hacia el final del concepto de las rebajas como tal.

 

Negocios.com 12/01/2009

Si te ha gustado, hazlo social Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email
× WhatsApp